A falta de pan

CROSSING BORDER FESTIVAL. Koninklijke Schouwburg y otros / La Haya, noviembre 2008

Ya lo había detectado hace un año, cuando todavía era un recién llegado, pero en su momento, por más de tener una numerosa colección de bandas, el que escribe no se terminó de animar por este festival cercano. Sin embargo, esta vez la historia sería otra, ya que una de las bandas revelación de este año, no solo para mi, si no para mucha de la llamada prensa musical, se dejaba caer por ahí. Fue así que al ver a los Fleet Foxes dentro del primer grupo de bandas confirmadas me decidía a agenciarme el ticket de día sin vacilaciones. La grata sorpresa vendría más adelante, cuando los horarios se confirmaban (a escasos 4 o 5 días que el asunto empiece) y me topaba con otro de mis descubrimientos, Women, programados en partida doble a última hora, como soporte a Chad Vangaalen y luego ya en solitario, como se debe.

Para empezar, llegamos tarde. La conexión entre Amsterdam y La Haya es aún peor que la que la conecta con Zoetermeer. Así, solo pudimos ver la parte final del concierto de Shearwater, que, al menos en ese lapso, sonó bastante bien. El escaso tiempo libre antes de la presentación del ya mencionado Vangaalen lo usé para descifrar en donde estaba la sala misteriosa en la que tocaría Women y de paso averiguar la hora en que los había programado, lo cual me costó sudor y lágrimas. Entre la mala información de los organizadores, mis problemas de orientación, la lluvia, entre otros, me la pasé saltando de local en local hasta dar con el bendito "De Illusie", un localucho con un gran portón de madera a la vuelta de la manzana, sin ningún cartel o seña además de una fotocopia pegada con scotch donde salía que había que esperar hasta las 23:30 para ver a esta gente.

La sala que le tocó a Chad Vangaalen (autor además del afiche promocional) parecía un pase de prensa. Llena de sillas plegables, todas muy cerca de la pequeña tarima que hacía de escenario, más un público mediano en cantidad pero muy efusivo, ayudaron a crear un ambiente inmejorable. Aparte de lo ofrecido por Vangaalen en lo musical, con su voz temblorosa y distorsionada, armado de guitarra, armónica y ocasional banjo, haciendo que su correcto último álbum ("Soft airplane") sonara aún mejor en directo. Piel de gallina total con temas como Willow tree, Cries of the dead, Molten light o la euforia de Bare feet on griptape. Hacia el final se despediría del público de esta forma:
- So what do you wanna hear now? a soft song? or a rock song? or...
- Rock!
- OK, but the thing is I don't have any rock songs, so I will just play something that stands in between. Something that starts soft and then grows in intensity, like a pennis slowly getting harder in your mouth. OK?

Lo de Fleet Foxes después, fue harina de otro costal. Aunque antes alcancé a ver 3 temillas siquiera de Isobel Campbell + Mark Lanegan (que tampoco daba para más) en el escenario estrella del festival, la sala de teatro con 3 o 4 mezzanines. En contraste, el local que le pusieron a los de Seattle era claustrofóbico, repleto a más no poder, me tenía que empinar, torcer el cuello y cambiar de posición constantemente para alcanzar siquiera a verles los pelos (por qué serán los holandeses tan altos?). En lo musical, correctos, sin alumbrar demasiado, con pocas pausas y con mucho énfasis en las voces, que son casi toda la gracia de su propuesta de folk sureño. Empalmaron canciones como Sun giant, Drops in the river y Red squirrel/Sun rises o White winter hymnal (desafortunadamente fuera de ritmo) y una muy potente Ragged wood. Otros momentos afortunados también serían Quiet houses, He doesn't know why, Your protector y muy en especial English house, Blue ridge mountains y una enorme Mykonos cerrando la velada. No así Tiger mountain peasant song, en donde Robin Pecknold invitó a 2 advenedizas a que se suban y le hagan los coros, con resultados cuestionables.

Nos faltaba Women y un hueco de 1 hora, que usamos para deambular sin rumbo fijo entre escenarios y vías de circulación. Un pedazo de Tindersticks, otro de Tom Baxter, algo de The Moi Non Plus. Women empezaron tarde y olían a improvisación. Tampoco ayudaba mucho la sala, que ya por fuera tenía mala pinta, por dentro no era más que un local okupa con muy mal sonido. Por otro lado, si el aporte de Women a Vangaalen fue fundamental (bajo y guitarra ocasional), el aporte de éste último a los mismos fue más bien prescindible, por no decir, fastidioso. Segunda voz fuera de sitio, así como sus teclados y efectos. La versión cruda e innecesariamente sucia de Group transport hall así lo demostró. Algo mejor estuvieron Lawncare y Black Rice (la voz casi no se oía). Y para mejorarnos la expresión sonaron como debieron Sag Harbor bridge, Upstairs y una enorme Shaking hands. Inexplicable dejada de lado de Cameras soltando un tema de Devo para el bis (no me pregunten cuál) en un concierto además de imperfecto, demasiado corto. Para otra vez será.

Con cancha

Concierto de Ron Sexsmith. Paard van Troje / La Haya, noviembre 2008

Con mi suegro compartimos la afición musical. Claro que sus preferencias se centran más en su época, entiéndase, 60s y 70s. Y si de géneros se tratase, con el folk (Dylan, Drake, entre muchos otros) y el rock progresivo (Marillion, Genesis, por ahí) por delante. Gracias a el, descubrí a Nick Drake. Yo humildemente le di a conocer a Belle & Sebastian y a Wilco. Y el por su cuenta rescató a Sufjan Stevens y a The Shins. Dick, mi suegro, suele ir a tantos o a más conciertos que yo, así que cuando vi que programaban al entrañable Ron Sexsmith (otra de nuestras coincidencias musicales) en una sala en La Haya no dudé en pasarle la voz.

Público adulto-contemporáneo. Vamos, que entre tanto pelo cano yo me sentía jovencito. Madison Violet hacían de teloneras. Dúo femenino a 2 cuerdas, de propuesta folk con por ahí un tema en clave bluegrass, además, cómo no, de otro compuesto por el mismo Sexsmith. Nada mal como calentamiento.

Una leve decepción luego al ver a la razón de la noche en formato acústico. Trío, sin batería y con contrabajo. Decepción que se iría diluyendo conforme avanzaba la velada al mostrar este señor que es un campeón en el escenario, sin importar la formación que le acompañe.

- As you might know, we have a new album, don't know if any of you guys heard it
- Yeah! (oí mi voz retumbar casi en solitario entre otros afirmativos menos entusiastas)
- Really? Oh, that's nice to hear, cause we'll play most songs from it. But aswell, we'll also play some of the songs that you grew up with.

El último álbum, sin maravillar, está bastante correcto y repleto de coros femeninos, trompetas y demás accesorios que lo vuelven medio barroco por momentos. Esa noche, tocados en formato simple, los temas hasta ganaban más. Brandy Alexander, por ejemplo, los falsetes del primera guitarra cubrían sin drama los melosos coros que se oyen en el álbum. Y tal como predijo, dentro de estos, iban cayendo canciones del "Time Being" (2006), del "Retreiver" (2004), del "Other Songs" (1997) y de los demás discos que aún no controlo. Y, hacia el final, se dispuso a oir las peticiones que la gente soltaba por doquier, incluyendo a este servidor, que luego de dudar entre cuál tema del Retriever (mi favorito) solté Imaginary friends y el cachetón de cara triste la tocó ipsofacto. Creo que es la primera vez que algo así me ocurre.

Dick no fue. Y creo que hasta ahora se está arrepintiendo de no haberlo hecho.

Secret heart (es de Sexsmith, no de Feist)

eclecticismo alucinógeno

THE RUBY SUNS - "Sea Lion" (2008) Sub Pop

Estoy tarde. La cita con el dentista me hace presagiar un atolladero aterrador para poder llegar a la oficina, a 60 km de distancia. El resultado, sin embargo es otro. Por estas cosas raras del tráfico holandés, me abro camino sin problemas durante casi toda la otrora asfixiante A4. Empezamos bien.

La radio del auto no me lee mp3, así que hemos encontrado la excusa perfecta para volver a comprar CDs. En mi último paso por la ciudad condal, aprovechamos el tiempo para ponernos al día. Hoy nos ponemos el que tal vez sea el álbum más convincente de todos los que me agencié entonces, tal como coincidiéramos con el ocasional dependiente de la tienda CD-Drome, quien se emociona al ver que cojo la última copia que les queda del "Sea Lion". Con dependientes así, sí que da gusto comprar.

A medio camino, un tímido sol se filtra entre las nubes invernales, creando un efecto de cortadora de discoteca, al reflejar sus rayos en las lunas del auto. Suena el coro de Ole Rinka y el efecto hipnótico es redondo. Como hipnóticas, como si dentro del más profundo sueño estuviéramos, también se podrían tildar a Blue Penguin, Remember, It's Mwangi in front of me, la primera mitad de Morning sun o la rotunda There are birds. Pero no solo de psicodelia está compuesto este trabajo de Ryan McPhun, neozelandés de adopción, pero californiano de corazón. Adventure tour y Kenya dig it cabalgan más hacia el pop luminoso. Oh Mojave es una ranchera de pura cepa, así como el aire caribeño de Tane Mahuta, como si de unos primeros Cafe Tacuba estuviéramos hablando. Y por si fuera poco, nos guardan una pequeña sorpresa hacia el final, en la segunda mitad de la ya mencionada Morning sun, como premio para quien aguante estoicamente y venza la tentación de darle al stop después de tantas repeticiones de "When I wake up, I get the morning sun, When I wake up, I get the morning sun, When I wake up, I get the morning sun, When I wake up, I get the morning sun, When I wake up, I get the morning sun, ...". Un giro insospechado hacia un electropop ochentoso del que nos gusta nos aguarda, cerrando el artefacto de la mejor forma.

No, no lo pondré de nuevo. Aparte que va en contra de mi "código", toca concentrarse en la ruta y ponerse algo menos adictivo.

Tane Mahuta

Bugscratcher!

stln_mix_noviembre2008

exciter lamp - MATMOS
informary 1 - KHONNOR
madame - JANE BIRKIN
wheelpusher - ANNI ROSSI
the future - JOLIE HOLLAND
la distancia adecuada - CHRISTINA ROSENVINGE
as she walked out of the door - MISOPHONE
horsetail feathers - FINAL FANTASY
even in the night - THE ORGAN
half a person - THE WELCOME WAGON
there are maybe ten or twelve - A. C. NEWMAN
veiðiljóð - BENNI HEMM HEMM
young bridge - LAND OF TALK
oh! what a feeling - THE ORGAN
get outta town - THREATMANTICS
a new parade - THE SHAKY HANDS
un agly death - JAY REATARD

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rate your music)

A tientas

Concierto de Built To Spill. Tivoli / Utrecht, octubre 2008

No fue hasta esa noche que me di cuenta. Había estado todo el tiempo manejando con los faros en luces bajas (luces de ciudad, parking lights, eso). Me lo avisó una policía mientras estábamos dando vueltas alrededor del Tivoli buscando donde estacionar. Ya decía yo por qué no veía un carajo cuando pasaba por calles oscuras.

Esa noche pude convencer a última hora a mi mujer para que me acompañe. Ella fue con la única ilusión de oír The Weather y/o Fly around my pretty little miss. Yo ya sabía que eso no iba a suceder, porque esta gente andan de gira tocándose entero el "Perfect from now on" (1997), de sus álbuems tal vez el más complejo y para muchos el mejor (no me incluyo), trabajo en donde no están incluidas esas canciones, pero en fin, calladito me quedé. Para mi, en cambio, era una cuenta pendiente. Par de años atrás pude verlos por primera vez en un escenario, pero las circunstacias no fueron las mejores. Problemas de sonido y programación a horas muy tardías (al menos para quien ahora acostumbra a meterse en el sobre a las 10), me dejaron con algo de mal gusto y ganas de revancha.

Unos olvidables Disco Doom abrieron el camino. Llegamos hacia la última parte de su presentación, donde exageraron el ruido y la distorsión. Felizmente Built to Spill no optó por lo mismo, con un sonido magnífico, acorde con la sala. Martsch con las mismas pintas de siempre, la gran barba y la camiseta amoldándose a su generosa guata, que graciosamente calzaba a la perfección con las curvas de su guitarra. Y si a esto sumamos el estilo de tocar, de moviemientos ondulantes, ya pueden hacerse una idea. Parco como siempre, a unos italianos delante nuestro les sorprendió (¿o molestó?) que el hombre solo hablara para agradecer de vez en cuando. "Se nota que no es un gran comunicador".

Tocaron el ábum en cuestión en religioso orden, casi sin interrupción y con una banda mayor de lo habitual, incluyendo a un chelista a cuestas. Martsch impecable en la guitarra, no tanto así en la voz, ya que a partir de Out of site (el sexto tema) se le notaba el esfuerzo para llegar a los agudos. Sonaron celestiales I would hurt a fly, Stop the show y Kicked it in the sun. Hacia el final decidieron empalmar Untrustable con Goin'against your mind (del último álbum) con un resultado un tanto forzado. Fin de concierto con los bises del caso, Stab y Car (ambas del álbum debut, allá por el 94), como echando mano de sus inicios lo-fi, tal vez dando una pista de lo que vendrá en su esperado nuevo trabajo, a caer en los próximos meses. Misión cumplida.

Stop the show

Despacio

THE NEW YEAR - "The New Year" (2008) Touch and Go

- ...Luego, había otro grupo que hacía una música lenta...
- ¿Qué? O sea, tipo... ¿Lionel Ritchie?
- No pues, no me refiero a baladas, si no a música en bajas revoluciones, que a veces parece que se intensifica, pero que no termina de despegar.
- Mmmm, eso me suena a "slowcore".
- ¿Así se llama?

Aunque a la banda en cuestión, a la que mi ocasional anfitrión en mi corta estadía (una vez más) por Barcelona se refería, la misma que tuvo ocasión de ver en un festival en Vic, habría que oírla antes de clasificarla así, tan alegremente. En lo que a mi respecta, el slowcore se me aparece algunos años atrás, de la mano de mi descubrimiento de Bedhead, tal vez uno de sus principales exponentes. Banda texana noventera, que, tras 3 álbumes (el último de los cuales bajo producción del infaltable Steve Albini) y par de EPs, se separa, para poco después dar origen a The New Year, que más bien vendría a ser un segundo capítulo, con el mismo estilo musical y siempre al mando de los hermanos Matt y Bubba Kadane, a los que se les une Chris Brokaw, ex Codeine (misma familia musical). De esa etapa, hasta hoy vigente, salen "Newness End" (2001) y "The End is Near" (2004) (redundantes y poco imaginativos con los títulos, como podrán apreciar) en donde refinan (a gusto de quien escribe) lo propuesto con Bedhead, bajando un tanto más la intensidad e incorporando ocasionales pianos, junto a un discurso siempre muy optimista y con ganas de vivir: "I don't know about God, but I'm sure there's a devil" (Disease)

"The New Year" es lo último de esta gente, y supone otro paso en la misma dirección, aunque con algunas pequeñas variaciones. La voz adormilada de Matt Kadane, que otrora se solía perder entre las guitarras distorsionadas, recobra presencia, gracias también a una mayor importancia de los teclados y las guitarras acústicas, que desde la inicial Folios se desprende, así como en las posteriores MMV, Seven days and seven nights, Body and soul y My neighborhood o una impensable canción con solo cuerdas, como es Wages of sleep. Pero no, tampoco es que los muchachos se hayan ablandado, como algunos fans han soltado por ahí. Para muestra de ello (y para no perder a los amantes de la bulla) también entran en la propuesta temas guitarreros como X off days, The door opens y el implacable final (como ya nos tienen acostumbrados) que supone The idea of you. Y están las que combinan ambas tendencias a la perfección, como mi favorita The company I can get. Vamos, que no le falta nada. Solo me queda pedirles encarecidamente, desde este humilde rincón, no tener que esperar otros 4 años para tener una joya más de slowcore como esta en mis manos.

Disease

Nog een keer

stln_mix_octubre2008

01 FLYING fear of flying
02 LITTLE JOY keep me in mind
03 THE FRENCH SEMESTER the blue distance
04 OH NO! OH MY! the boy with an anchor
05 THE LUCKSMITHS never & always
06 BART DAVENPORT when my dream
07 LAURA MARLING cross your fingers
08 RALFE BAND open eye
09 BENOIT PIOULARD ahn
10 GREGORY & THE HAWK august moon
11 PETER & THE WOLF supermellowfied
12 CRANES wonderful things
13 POPULOUS WITH SHORT STORIES raimondo
14 B. FLEI SCHMANN the market
15 PSAPP parker

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rate your music)

Al son del acordeón

Concierto de Bowerbirds. Rotown / Rotterdam, septiembre 2008

De carambola. A pedido de un incongruente one-timer cae el disco de la banda esta, que como tanta vaina que me bajo, le doy un chance, a ver que tal y si a lo mejor tampoco esta mal y no se pierde nada escuchando y cosas por el estilo. Y, oh sorpresa, gustan a primeras. Pop-folk sureño de los buenos. Como si Andrew Bird hubiese vuelto a sus raíces. O como unos Bon Iver menos tristes. Y, para terminar la faena, descubrimiento de banda y punto extra al verlos programados en la Rotown.

Intento fallido de animar el personal de mi ocasional trabajo de que me hagan la taba. Creo estar condenado a ir a todo concierto so-lonely. Una lasagna vegetariana en el mismo sitio (que también es restaurant, que no esta mal, además de ser económicamente razonable, de acuerdo a estándares holandeses, se entiende) como preámbulo y un entretenido por momentos Tom Brosseau, que al mismo tiempo me trajo a memoria que alguna vez me bajé algún disco de él, el mismo que seguramente recaló en algún rincón del disco duro externo. Musicalmente un tanto monótono, aunque animara al personal con interacciones tales como improvisar un blues con un perro imaginario. Yo mientras andaba con un ojo en el escenario y otro en mi bici plegable que me obligaron a dejar al lado de la puerta de acceso.

Y de allí, los Bowerbirds. Formato trío, guitarra, violín, bombo rotativo y acordeón. Y qué acordeón! (Ejem, recobremos la compostura). Es que además la niña aquella, aparte de ser muy ducha con el instrumento de marras, le hacía una gran segunda a quien sin duda es el puntal, Mr. Phil Moore, con una voz que más de un cantautor debería envidiar. Y el del violín, pues, en lo suyo. Bur oak, Hooves, In our talons, Human hands, My oldest memory, Slow down, Olive hearts fueron cayendo y confirmando que al álbum en cuestión no le sobra tema alguno. La velada además nos serviría para constatar que tal producción no pertenece al año en curso si no al anterior, que, como suele pasar, se distribuye en las Europas tardíamente. Porque además se tocaron unas cuentas más del nuevo disco, a caer entes que este 2008 se acabe del todo. O al menos eso dicen. Canciones nuevas que tal vez no sean tan buenas como el debut. Y en donde Beth Tacular, la niña en cuestión, toma la primera voz por momentos, con resultados tal vez menos convincentes. Se lo perdonamos, de todas formas.

No Estoy

stln_mix_septiembre2008

01 See you when you get here -Lisa Mitchell-
02 Increment of love -Giant Sand-
03 You always do -James Yuill-
04 Isolation tank -Yo La Tengo-
05 Dark & quiet place -Guy Blackman-
06 Dust -Gang Gang Dance-
07 El vestido -Juana Molina -
08 Another way in -The Rosebuds-
09 Our aquarium -(Swell) -
10 Operation -Deerhunter-
11 Can do -Giant Sand-
12 Boy did she teach you nothing -Absentee-
13 Halfway home -TV On The Radio-
14 Snoopy waves -Deerhoof-
15 Rat trap -Boston Spaceships-
16 mybloodyjesusexploreronfire -You slut!-

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rateyourmusic)

Thought I'd something more to say...

In memoriam: Rick Wright (1943-2008)

Todos vamos a morir: todos los que te rodean, tu, tus hijos, tus nietos, tus mascotas, todos y todo. Recuerda el tiempo en que eras joven, y brillabas como el sol. En el despertar de la banda, el Farfisa en desenfreno:



Hubieron momentos de lucidez: Mujeres que posees en el camino a ninguna parte sin siquiera saber su nombre, la añoranza de una vida simple, los amigos en algun lugar bajo el sol. Get out of the road if you want to grow old.



Algunos se nos van pronto, algunos viven mas allá que acá, de pronto esta idea de la vida como un camino largo y pródigo en episodios se revienta como una burbuja. De pronto te visita, en la grabación de Wish You Were Here, un Syd Barret calvo, gordo, con las cejas depiladas y las neuronas remojadas en acido; Roger Waters se echa a llorar, Syd quiere conectar una guitarra imaginaria. El desencantamiento de la adultez había lllegado con la obra maestra, si las hay.



Prepararse para la vida, educarse, enfrentarla, pelearla, regresar a casa, cansado y con frío. Calentar los huesos, terminar con esto. Añadir un teclado como obituario, la calma, una slide guitar. Tiempo de partir.



En Zabriskie Point (1970), clásico de Antonioni sobre la contracultura americana, aparecieron las primeras notas, acompañando una escena violenta. Tiempo despues, la melodía se traduce en lentitud, en simpleza, pausa, y de nuevo, lucidez.





Descansa en paz, Rick, tu y los que se van; nosotros acá tranquilos, con lo que nos dejan... que no es poco.

Hey man, slow down...

Concierto de Radiohead. Cruzan Amphiteatre/ West Palm Beach, mayo 2008


Te levantas. Sacudes el sueño con algo de agua fría, te peinas. Las canas, pocas aún, adelantadas quiero creer, esclarecen la certeza que se te acaba el tiempo. Un viaje pesado a West Palm Beach en plena tarde de lunes, dos horas de ida y dos de vuelta. Memento mori: A algunos nos sucede así. Un poco de dinero, un poco de comer, algo para oir y fumar: hit the road; no había indicio alguno del fracaso de la empresa.

Un lunes nunca es un buen día, Radiohead no lo hace diferente: mucha niña mona, ninguna sola tal cual la canción. Canta, Yorke: I'm in the middle of your picture... Literal, una de cada tres personas captura la instantánea digital. Todos blogueamos, todos tenemos myspace. Entonces, en una suerte de condicionamiento pavloviano, a cada momento anecdótico le sucedía el bombardeo flashes. It should be raining, this is the gloaming. Nude/ How to disappear completely; Idioteque-Bullet Proof-Where I End- Airbag; tremenda versión la de Faust Arp... El concierto estaba pagado; había sin embargo, la sospecha inquietante de algo extraño en el cuadro.

Tiempo y espacio: A Pink Floyd le tomó siete álbums para llegar al Dark Side Of The Moon. A mi me tomaron meses el tener en mis manos el OK Computer desde su lanzamiento, y hoy una banda no tiene sino que lanzar un single para ser plaga en la blogosfera. Todo ocurre aquí y ahora, y no hay distancia para evaluar, no hay espacio para reflexionar. En vez de la euforia que experimenté con Radiohead en el 2003, en este mismo escenario, hemos escogido en consenso el registro del momento, la captura de la imagen, la cultura del souvenir... Hoy todo se puede vender en ebay, todo puede ostentarse en cualquier forma de social networking. Por otro lado, hay algo que no se puede hacer: estar en dos sitios al mismo tiempo. En apreciar la performance del artista está la gracia del asunto, y hoy por hoy, con esa mentalidad de turista de agencia, la gente estorba. Por eso, ahora que reaparezco despues de meses, es que este post destila vinagre por todos lados.

Sharing is sharing: Aca hay grabaciones y videos del concierto.


Radiohead - Faust Arp

Summer pills

stln_mix_agosto2008

01 rook to queen's pawn six (FUJIYA & MIYAGI)
02 on a letter(THE SEA & CAKE)
03 you in forty years (HIGH PLACES)
04 the butcher (FINAL FANTASY)
05 hhalmark (BROKEN SOCIAL SCENE)
06 molten light (CHAD VAN GAALEN)
07 last rights (DAMIEN JURADO)
08 fourth time around (YO LA TENGO)
09 each new day (ROSE MELBURG)
10 ohio (LAMBCHOP)
11 hold heart (EMILIANA TORRINI)
12 exploded view (DEATH VESSEL)
13 phantom other (DEPARTMENT OF EAGLES)
14 the company i get (THE NEW YEAR)
15 pleassure is mine (MATTHEW SWEET)
16 olive hearts (BOWERBIRDS)
17 call it a day (THE MUSLIMS)
18 id engager (OF MONTREAL)
19 the black flag (THE SPINTO BAND)

Descarga del mix aquí (megaupload)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rateyourmusic)

Nihao

WOMEN - "Women" (2008) Flemish Eye

Adormilados. Sentimos la vibración de la alarma, dentro de unos primeros parpadeos que nos llevan a darnos cuenta que lo que estaba pasando era sólo un sueño. Y la consecuente conciencia de realidad, que se nos hizo tarde otra vez y hay que correr. De un salto, a hacer el avioncito (las alitas y el motorcito), tragar par de bocados y a la calle. Desaliñado, sucio, hambriento. Tembloroso bajo la lluvia fina e insitente, como un calichín en primer día, pero, asímismo, impetuoso, insistente, furioso. Como con estos inflados Times New Viking, pero sin que te duelan los tímpanos con la insistencia de agudos. Que tampoco se trata de meter ruido porque sí.

Un momento de pausa. De espera etérea, insustancial y espesa a la vez, y nuevamente adormilante. Tal vez Yo La Tengo en sus momentos experimentales. Caras ausentes y lejanas, indiferentes, sobradas, cachacientas. Tratamos de mantener el hilo y no desesperar al ver la conexión irse segundos antes de llegar. No hay nada que hacer. No pasa nada. Buenos días. Se asoma un sol tímido tras las apabullantes nubes. Podrían ser Oh No! Oh My! tranquilamente. 1 minuto y 10 segundos, después de un instrumental guitarrero oportuno y consistente, son suficientes para demostrar que en distancias cortas estos hombres (valga la incongruencia) se crecen. "Soon we will be laughing, out there on the landing!". El punteo retoma fuerza, dándonos la mano, en la linea de los Shocking Pinks y Electro Group (y en consecuencia, Built To Spill), dejándonos luego a nuestras anchas, meciéndonos en una hamaca al viento.

Lo hemos digerido. Después vendrán las sobras. El innecesario adorno. El macetero para tapar la esquina fea que nos sobró en la casa. Y pensar que con un simple "menos 2" lo habríamos tenido totalmente redondo. Porque además les ha salido una portada de maravilla. A que si?

Cameras

Cuestión de familia

THE SAVAGES / Dir. Tamara Jenkins (2007) EE.UU.

Tal vez ya lo he dicho demasiado. Pero aquí va una vez más. Si es que me instan a que elija qué es lo que más extraño (o lo único que extraño, más bien) de vivir en Barcelona, me quedaría con una cosa: el cine. Y no es que por aquí no lo haya. Ocurre que, en comparación, llega bastante menos material interesante. Y si a eso le sumamos mi insuficiencia en el dominio de la lengua, tengo que limitarme a las películas anglo o hispanoparlantes, perdiéndome orientales (léanse coreanas, chinas, japonesas), francesas, italianas y alemanas por mencionar algunas, debido a mi incapacidad de seguir los subtítulos en holandés. Y si a esto le sumamos precios más altos y distancias más largas, muchas veces optamos por bajarnos el largo en cuestión y mirarlo cómodamente en casa. Visto en números, allá mantenía el ritmo de 1, 2 e incluso 3 visitas a salas semanales y aquí estoy con la irrisoria de una cada 2 o 3 meses.

Dicho esto, mi última visita a mi ex- ciudad, además del festival del que ya hablé, me obligó a organizarme un minifestival cinemero hecho a medida, a golpe de 1 proyección por día. Como tampoco fue mucho el tiempo, me soplé 4, las últimas de Denys Arcand (L'Age des ténèbres, que incluye aparición del divo Rufus Wainwright, al inicio y al final), Sidney Lumet (Before the devil knows you're dead, con Phillip Seymour Hoffman y Ethan Hawke al frente) y Hal Hartley (Fay Grim, bodrio como pocos, a la que fui más por Parker Posey que por otro motivo) y la que subtitula este post, que quizás sea la única que me tocase fibra. En parte porque además la relacionara con algunas experiencias propias. Dos hermanos de tendencias intelectuales (él, profesor de teatro y doctorado en filosofía; ella, oficinista con aspiraciones literarias), vidas solitarias y poco contacto entre sí se ven súbitamente con la necesidad de unir fuerzas e ingenio para hacerse cargo de su anciano padre, con inicios de demencia y con el cual guardan una distancia enorme, desde la geográfica hasta la emocional.

Sin embargo, lejos del drama que la historia supondría, la directora y guionista Tamara Jenkins nos la cuenta en clave humorística. Bueno, humor negro, que de eso se trata. Algo que además cobra demensiones extraodinarias con actores como el ya mencionado Phillip Seymour Hoffman y Laura Linney, donde además toman protagonismo, conforme el film se desarrolla, las dos mascotas, el gato Genghis (the beast) y la perra Marley ¿La consabida de los animales suplantadores de relaciones humanas? Mi gata Nina salta sobre el teclado y no opina lo mismo. Y yo la voy a volver a ver, sentado en mi sillón, en la comodidad de casa.

Trailer

From A to B

stln_mix_julio2008

01 Mount Eerie + Julie Doiron + Fred Squire - Flaming home
02 Ellen Alien - Frieda
03 Ron Sexsmith - The impossible world
04 Televise - Neon stone
05 Neil Halstead - Oh mighty engine
06 Mirah - Dreamboat
07 Firekites - Autumn Story
08 Neil Halstead - Paint a face
09 Ron Sexsmith - One last round
10 Morente - Pintao en un papel verde
11 Human Highway - Pretty hair
12 Stereolab - Neon beanbag
13 Crystal Castles Vs HEALTH - Crimewave
14 The Faint - Mirror error
15 Le Corbeau - Burnt violet sky

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rateyourmusic)

Gente zombie

Concierto de Parts & Labor. Ekko / Utrecht, junio 2008

Para entendernos y siguiendo con lo que dejé dicho en mi post anterior, el regreso a los Países Bajos, luego de la estancia en Barcelona lo programé casi frenético, en cuanto a lo que conciertos corresponde. Llegaba a Schiphol (Amsterdam) el jueves y ese mismo día tocaban los Tapes n' Tapes en Rotterdam, una banda que tenía muchas ganas de ver en directo, desde su gran álbum debut hace un par de años (el último y más reciente ya no lo es tanto). Al viernes siguiente iría a Utrecht a ver a Beach House (creadores de uno de los discos con más sentimiento de lo que va del año) y el sábado tocaba la sala Paradiso (Amsterdam), para ver a una banda revelación: The Dodos.

Y como, ya me suele pasar, solo cumplí con uno de los 3. A los primeros no los ví porque el concierto arrancaba una hora luego que yo aterrizaba. Pensé que si salía rápido del terminal y cogía el primer tren, con la maleta a cuestas, podría llegar justo. Pero más pudo mi cansancio y las ganas de estar de vuelta a casita y me tiré para atrás. A los últimos no fui por simple dejadez (y por el viaje que siempre me supone irme a la capital). Me quedó Beach House, que hicieron una muy corta presentación (sin bis) ante un escaso y bastante indiferente público, gente que seguramente asistió más bien a ver a los teloneros (una banda local sin mucha gracia). Esto al parecer afectó los ánimos de una medio borracha y ronca Victoria Legend, que en algún momento tildó al público de zombie.

No sería así con Parts & Labor, en el mismo local, un par de semanas después. Bueno, es obvio que la propuesta musical va por otros rumbos, así que tal vez las comparaciones no vengan al caso. Aquí también nos tocó sufrir a unos inocuos teloneros, We Love People in Bearsuits. Especie de mezcla entre The Faint (siendo benévolos) y Rammstein (no siéndolo). Esta vez, la gente, que nuevamente estaban ahí para ver a la banda local conectaría mejor con la propuesta de los neoyorquinos, que trajeron un par de nuevas caras a cuestas. Sarah Lipstate, una agraciada guitarrista que no fue sino hacia el final que cobraría algo de protagonismo, en que cogió un efecto como uña y empezó a darle a la guitarra mientras se agitaba meneando la melena. Durante el resto del concierto la susodicha estuvo más bien hacia un lado poco iluminado del escenario, con un claro perfil bajo.

La otra nueva incorporación era el baterista, Joe Wong. A primera impresión , ver a un tipo con pinta de profesor de física y atuendo un tanto formal, colocarse al mando de las baquetas nos dejaba dudas. Las cuales quedaron borraras de pleno con solo arrancar la fiesta con Fractured skies. Aunque también era obvio que una propuesta como la de esta gente, que se centra tanto en los platillos y tambores, no la podían dejar en manos de un "newbie". El hombre no bajaría el ritmo en todo el concierto, derrochando maestría. Y, por supuesto, los que son el alma del grupo, los frontmen, Dan Freil (que camufla su poca agraciada voz con los efectos) y el bajista y otra voz, B.J. Warshaw, estuvieron también muy arriba. Lo único malo tal vez haya sido que el apabullante ruido a veces se comiese lo ofrecido por las voces, que pocas veces llegaron al mismo nivel. Se dejaron oír New crimes, The gold we're digging, Brighter days, Vision of repair, entre sus mejores hits, junto a material de un prometedor nuevo disco que amenaza caer antes de fin de año, dentro del derroche de energía y sudor que la banda ofreció y que la gente zombie correspondió.

Fractured skies @ Dange Danger (Philadelphia, USA)

Instantáneas de la actualidad

Varios Artistas – “Melotron 001” - CD-R promocional - (La Casa Ida / 2008)

En este bullidor momento que vive la escena limeña, los testimonios que podamos llevarnos al bolsillo (o en este caso, ripearlos y subirlos al iPod) son importantes principalmente para ir difundiendo bandas y propuestas no aceptadas por los canales tradicionales y que tienen su mayor fuerza en cada trama del internet, el tráfico de boca a boca, y sin duda, en la interacción de sus actos en vivo. Sin tener el peso de “Uforia!!” (Nave Nodriza / 2008), este primer compilatorio de La Casa Ida, nos lleva por los senderos sonoros que han caracterizado a esta plataforma de difusión en el poco mas de doce meses de vida, con propuestas que exudan baile, así como intimistas paisajes urbanos. Mientras Leche Plus (“Viajero Espacial”) y Pastizal (“Track OK”) flotan en lisérgicos sumideros space rock; el beat ligero esta impregnado en el trance sintético de Trionik (“Dodging bullets”), el electro de Danny eM (“Fotos”), el electroclash (si es que todavía existe el género) de Sonoradio (“Paris”) y el afro beat (es valido definirlo así?) de Vía 149 (“Sesion Uno”).

Leche Plus - "Viajero Espacial" (en vivo en fiesta Melotron 01)


Este cúmulo de temas es el resultado de sesiones de grabación y/o presentaciones en vivo en el centro de Lima (Colmena 767) donde el espíritu DIY –do it yourself – predomina, con impactos y resultados de muy distinta magnitud; y es la cara experimental donde las propuestas sonoras convergen con mayor naturalidad: Ida evoluciona su frío sonido urbano (“Un beso”), mientras que la colaboración del mismo Ida con Kowalski (“Mi reflejo en tus ojos”) nos pega por un buen rato.

Ida (en vivo en fiesta Melotron 01)


Este CD-R promocional se dio en la fiesta Melotron 01, pero por suerte varios de los temas (ademas de muchos otros mas) pueden ser bajados directamente de la pagina web de La Casa Ida (solo hay que darle un click a las canciones). Bájenlas, y si les entusiasma, difúndalas.

Webpage La Casa Ida: www.lacasaida.org/









Además, para aquellos que quieran dejarse llevar por algunas de estas bandas / proyectos (Trionik, Ida, Danny eM, Sonoradio), pueden darse una vuelta por el EF festival 3 (en “La Noche” de Barranco), este jueves a eso de las 10pm.


Página del EF Festival: http://www.myspace.com/effestival
Spot de la fiesta:

Exploración Fonética

AGF - “Words Are Missing” / AGF Producktion (2008)

En los últimos años los esfuerzos de renovación en la escena electrónica experimental (e inclusive el IDM) han quedado en buenas intenciones. Las tradicionales hordas de vanguardistas fueron vencidas por huestes de bases urbanas (Burial, Schakelton, M.I.A) que encontraron en el cotidiano callejero (otros también en las pistas de baile – Matthew Dear, toda el crew de Planet Mu) el leitmotiv para quebrar la inercia.

Bajo este escenario, la alemana Antye Greie-Fuchs – representante del ultimo gran aporte de los académicos: el click n’ cut –, consciente o no ha dado frescura a esta escena con una propuesta que se aleja del horizonte de los experimentales electrónicos. Mientras sellos como Raster Norton miran hacia la exploración de sonidos con fuentes sintéticas, la pareja sentimental de Sasu Ripatti (Luomo, Vladislav Delay), toma expresiones humanas y las integra a la paleta de sonidos, generando un álbum conceptual donde las sílabas (y no las palabras) toman el protagonismo.

Pero no solo la decidida participación fonética es rescatable, sino también el amplio rango sonoro, así como la amalgama de elementos humanos y no orgánicos, que hacen sumamente rico el material. “Words are useless” y “Ander water” son almas que navegan en tempestades ambient, “Letters make no meaning” es un túnel fonético de alta velocidad donde la alemana se permite experimentar con distintos micro sonidos y efectos. “Food combination chart” puede ser el “Plat de jour” ( Accidental / 2005) de Matthew Herbert en clave industrial, la limpia “Present / absent” juega con la psicodelia del no músico, “Presswehen” lleva el extremo del dolor en un lamento sicótico, y temas como “Where the white animals meet”, “Dread in strangers eyes” y “Kreuzwortraetsel” pueden ser la evolución natural de los sonidos clicks n’ cuts.

Inclusive lo ecléctico del álbum se comprueba a través de trazas musicales con olor a baile, en temas como “Congnitive modules party” (techno o eurobeat deconstruido?) y “Oooops For Understanding III” (tan microhouse como cualquier tema de Villalobos o Akufen).

Un buen álbum de electrónica para disfrutar de forma hogareña y dejarse sorprender con un collage de lo más imaginativo.

En la web: http://www.poemproducer.com/

AGF live @ Słodownia/Stary Browar in Poznań, part 1


AGF live @ Słodownia/Stary Browar in Poznań, part 2



AGF live @ Słodownia/Stary Browar in Poznań, part 4



Ademas:

Sobre la marcha (III)

FESTIVAL PRIMAVERA SOUND 2008. Forum / BCN mayo-junio 2008

SÁBADO

Es tal vez de lo que más me gusta de este festival. Las sorpresas agradables (que a veces también hay de las otras). Organicé el último día de manera que pasaría las primeras horas bien sentado en una butaca del auditori a ver un par de propuestas que, sin convencerme de entrade, al menos podrían estar entretenidas. Y quedé boquiabierto con ambas. Primero cayó Bon Iver, que sacaba de paseo su álbum debut, comentado tiempo atrás por El Chato Heston, con claras tendencias folk. Y Mr. Vernon se tragó el auditorio. Con una voz que parece envolver todo el volumen de la sala y a una interpretación capaz de tocarte la última fibra. Recibió al público con Flume y de a pocos fueron cayendo las demás del disco, que ganan mucho más fuerza en la puesta en directo: Lump sum, Skinny love, Blindsided, Creature fear, The Wolves (act I and II), coreada al unísono por el público, For Emma... Diría que fue el disco completo. Al final creo que hasta él mismo se sorprendió por la ovación que le dedicó el público y de buena gana se puso al frente a firmar autógrafos y tomarse foto con quien se lo pidiese.

Luego aparecería en escena una menudita Scout Niblett, a instalarse en una esquina y arrullar inicialmente al público, para luego sacudirlo a guitarrazos. Casi no se sintió la falta de una voz que la secunde, como lo hace Bonnie "Prince" Billy en el álbum, algo que se pudo apreciar en Kiss, que hasta sonó mejor, convirtiéndose en uno de los momentos álgidos de la presentación. Se puede decir que la Niblett, que incluso se sentó a la batería en una ocasión (Moon lake), es a esta edición lo que Shannon Wright fue a la anterior. La reina del festival? El final del concierto fue preciso, ya que nos permitió llegar en a un escenario distante, en el mismo instante en que Port O'Brien daba sus primeros acordes, frente a un grupo reducido amontonado bajo la tenue garúa que felizmente no llegó a mayores. Así y todo la numerosa banda no se achicó y dejó muy en alto su "All We Could Do Was Sing". Stuck on a boat, Fisherman's son, Alive for nothing, The rooftop song, y las muy grandes Close the lid y I woke up today, cantada a coro con los entusiastas allí presentes.

Desvié un momento la ruta para alcanzar a ver algo del stand myspace, un puesto en donde algunos de los artistas del festival se ponen a interpretar 2 o 3 canciones en plan acústico a un reducido grupo de fans. Normalmente me lo paso de largo, pero el hecho de ver al gran Stephen Malkmus de tan cerca no me lo quería perder. Porque además, iluso yo, pensaba que hasta autógrafo y foto le podría robar. Claro que eso lo deben haber pensado unos 50 giles que estuvieron arremolinados alrededor del mismo. El tema es que con las justas le podía ver el pelo durante los 20 minutos que se plantó con guitarra acústica a satisfacer peticiones (Pavement incluido), de las cuales satisfizo 3: Range life, We dance, Trujan curfew (que fue insistentemente pedida a gritos por Julie Doirion, instalada a mi lado y emocionada como cualquier fan de a pie). Que cuál pedí yo? Ninguna, me nublé. Lo dejé al azar. Cerró el garito con Cold son, como calentando el ambiente para su concierto, ya en serio, unas horas después.

Entre tanto tocaba ver a David Berman y sus Silver Jews, con look de banda de cabaret, dando un concierto que dejó muy contento a los fans y donde más de uno se entretuvo mirándole las piernas a la Sra. Berman. Tocaron mayor parte del último disco pero también hubo tiempo para soltar sus hits anteriores. Me acuerdo en especial de Sometimes a ponny gets depressed. Tocaba el turno nuevamente de Malkmus y el correspondiente traslado de escenario. Baby C'mon de arranque, y luego todo centrado en su gran "Real Emotional Trash" (con la única excepción de Jenny and the Ess dog), alcanzando puntos altos en Hopscotch Willy, Out of reaches, Gardenia, Elmo Delmo y una muy grande Baltimore, en donde el buen Stephen se lució en su nueva faceta de "guitar hero". Aunque también hubo sus bajones, en especial al inicio, donde el bajo sonó horroroso. Alguien del público a los gritos se lo hizo así entender a la bajista y de allí en adelante el sonido se corrigió.

A correr nuevamente y alcanzar con lo justo la mitad de lo ofrecido por el divo Rufus Wainwright, a donde también fui con dudas, estando el hombre en versión "solo", en el escenario principal, pensando que la fórmula no funcionaría. Más equivocado no pude estar. Este gil y su piano se bastan para armar el show, contando anécdotas entre tema y tema, interpretados como solo él puede. Little sister y Cigarettes and chocolate milk, de lo mejor que oí. Cerró la performance con una que siempre toca y siempre "dice"que no tocará: Hallelujah, original de Leonard Cohen y que, valgan las coincidencias minutos más tarde interpretaría en versión flamenca Enrique Morente y Lagartija Nick en el escenario contiguo, y como el día anterior pasara con Satisfaction, entre la "libre" versión de Devo y la poca imaginativa de Cat Power.

Hablaba de Morente y la prometedora interpretación en vivo del total de su celebrado "Omega" (1996), un disco donde se oyen versiones de Leonard Cohen y versos musicalizados de Federico García Lorca, en donde el flamenco y el rock duro se dan la mano. Interpretación correcta a la que le falto algo. O eso me pareció. Tal vez fuera que lo tocaran tan distinto, como improvisándolo. O que dejaran de lado una de mis favoritas: Sacerdotes (pero, en cambio, si se tocaran otra grande como El pastor bobo). Se entiende también que a esas horas y a esas alturas del festival, yo ya estaba para el arrastre. Así que lo que vino después lo seguí más bien por inercia. A los Les Savy Fav los había visto unos meses antes y una vez que ya te ganaste con las locuras de Tim Harrington (aunque si, fue muy gracioso verlo vestido de árbol humana con Equestrian), soplártelo de nuevo pierde bríos. Con Animal Collective peor aún. Creo que ellos ya tuve suficiente. A la tercera fue la vencida. Puede uno realmente cansarse ante sus constantes experimentaciones y pocas concesiones al público. Ya dije que estaba cansado, no? De todas formas el final del jolgorio tendría una secuela días después con una planificación de 3 conciertos, a uno por día, apenas pusiese un pie de vuelta en tierras holandesas. Pero eso ya es otra historia.

Scout Niblett - Kiss


Descarga del mix PS2008 (o del resumen sonoro de lo antes relatado) aquí (shareonall)

Sobre la marcha (II)

FESTIVAL PRIMAVERA SOUND 2008. Forum / BCN mayo-junio 2008

VIERNES

El mensajero del miedo: Sin saberlo, el siempre bienintencionado Edu me entregaba en un sobre material que me cambiaría el humor en buena parte del día. En el venía el correo acumulado de varios meses, desde la fecha que nos fuimos de Barcelona, y buena parte del mismo era un sin fin de amenazas, juicio incluido, de mi ex-proveedor de internet por unas supuestas cuentas impagas. Ya me imaginaba yo teniendo dificultades en el check in del aeropuerto al regresar o no pudiendo volver a poner pie en España. Si, ya sé que da risa, pero en esos momentos las vi negras. En parte por eso, sumado a la floja propuesta de las primeras horas del viernes, anduve con los ánimos algo caídos. Ante mi, desfilaron, sin ton ni son, Russian Red, Trad Gras och Stenar, Grande Marlaska, The Cribs. Por el medio hubo incluso tiempo de poder conocer a algunos miembros del foro del festival, del que también soy asiduo, incluyendo a un blogger amigo. Ya el día anterior me había tocado departir con Aldara (visitante ocasional de esta casa) y su tribu y más adelante me encontraría con otra gente, haciendo de éste mi festival más "social". Antes de esta edición, ya se me había hecho costumbre la de andar cual lobo estepario entre la muchedumbre.

Volviendo a lo importante, la cosa mejoró con el pop optimista de Bishop Allen, que serviría de entrada alegre, para la bulla de No Age. El dúo (batería y guitarra) tomó algo de tiempo para entrar en calor en el escenario más alejado, cuando se dieron cuenta: "Look! we're in the middle of the fucking ocean!" y soltaron lo mejor del último álbum, "Nouns" ( y el único que servidor conoce). Miner, Eraser, Teen creeps, Here should be my home, todas ellas joyitas del noise más acelerado. Luego vendría otro tiempo muerto, que aproveché para deambular entre la presentación de The Sonics (otros legendarios, un tanto dinosaurios) y Bob Mould (ex Sugar, ex Husker Du), para finalmente enrumbar hacia Autolux y llevarme mi segunda decepción. El sonido muy bueno y el setlist correcto, pero esas voces... uf! Será que el asunto tiene que ver con mi pasado vocalista, pero si el frontman no para de soltar gallos y forzar la voz con dificultad en puntos que ni siquiera son muy agudos, no lo resisto. Cuando el micrófono pasó a la baterista ya mi paciencia se agotó, porque la niña además era desentonada. A correr y corregir rumbo hacia Sebadoh, donde, por desgracia, la cosa no mejoró mucho. El setlist de esta otra legendaria banda indie lo-fi se centró en sus primeras producciones, en donde supondremos el trío iba aprendiendo a tocar mientras grababa el disco. Sonido fiel a esa idea. Más lo-fi ya no se pude ser. Y pocas conseciones hacia el público. Se me ocurren 2: Careful y Too pure. Y, rascando un poco, me quedo con Give up.

Felizmente luego vendría Devo, a darme la alegría de la noche y un flashback a mi juventud temprana. Con sus acostumbrados cascos rojos y actitud irreverente, a pesar de ya andar por los cincuentaytantos, nos soltaron los temas de toda la vida: That's good, Whip it, Peek a boo, Satisfaction, The girl u want y mi favorita: Freedom of choice. El que escribe no paró de menearse (por así decirlo), incluso hacia el final con Beautiful world versión Booji boy, en donde alguien les soltó el cable y se quedaron unos minutos tocando para ellos, mientras un extra disfrazado de conejo saltaba entre ellos. Grandes.

El error vendría después, cuando opté por ver a Cat Power en vez de A Place To Bury Strangers. Chan Marshall hace rato que cambió de rumbo, no solo en lo musical, desde su inicial pop intimista de toques folk, hacia el soul y el rythm n blues; si no también en la pinta, de niña tímida a femme fatal. Cuenta la leyenda que en su anterior faceta andaba aterrada del público y se iba a la mitad de los conciertos por entrar en ataques de nervios. Con un disco tan flojo como el último "Jukebox", solo de versiones, tampoco podríamos haber esperado mucho. Pero ver ahí a la Marshall sin voz, dando saltos simiescos sin cesar, de esquina a esquina opuesta del escenario, nos pareció un tanto patético. Y ni siquiera pudimos rescatar Metal heart, que fue tocada (o deshecha) al formato big band, que tanto le sirve (supondremos) para vender. Tal vez fuera esto lo que nos dejó sin ganas de más, sacrificando actuaciones posteriores importantes como The Go! Team, Ellen Alien o los Holy Fuck (que mucha gente apunta que estuvieron geniales... a las 4 de la mañana) por horas de sueño.

Devo - Whip it

Kumiko


stln_mix_junio2008

01 Nothing ever happened (Deerhunter)
02 Beg waves (Ponytail)
03 Cameras (Women)
04 Bargain of a century (Albert Hammond Jr.)
05 Lush dolphins (Leila)
06 Rooks (Shearwater)
07 Your red nose (Nina Nastasia)
08 A field report (Loch Lomond)
09 Group transport hall (Women)
10 Agoraphobia (Deerhunter)
11 Snowballs and icicles (Brendan Canning)
12 The room, Tarzana (The Radio Dept.)
13 Dinosaur (The Burning Hell)
14 Tabarly (Yann Tiersen)
15 Festival (Sigur Rós)

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rateyourmusic)

Sobre la marcha (I)

FESTIVAL PRIMAVERA SOUND 2008. Forum / BCN mayo-junio 2008

Se me ha ido casi un mes. Un mes desde que me di de bruces con el cambio de habitante a turista en mi regreso corto por Barcelona. Y ahora me toca describir lo que me sirvió de excusa para mis cortas vacaciones, un poco como lo viví, a paso ligero.

Precavido y voluntarioso yo, programé mi llegada para un día antes y así el jueves del inicio del jolgorio estar al 100%. Me agencié la pulsera/acreditación en horas tempranas, para más tarde rebotar un par de veces en mi intento de entrar debido a una botella de agua (porque ahora el festival es como el aeropuerto) y terminar al fin frente a Phil Elverum o Mount Eerie, que dá lo mismo. Concierto íntimo de la mano de Julie Doiron y otro que se gastaba una pinta a Neil Young en sus años mozos, donde soltaron en su mayor parte material de un disco aún por salir. O eso nos quiso hacer creer Elverum. El set lo terminó solo, con su peculiar lenguaje corporal (abriendo piernas o levantando índice al cielo), por así llamarlo.

De ahí en rumbo a la prueba del nuevo y prometedor escenario, el Vice, debajo de las celdas fotovoltaicas de Martinez-Lapeña, a ver nuevamente a Enon. Y primera y temprana decepción. Un set muy parecido al visto en Rotterdam, pero demasiado ceñido al último álbum y un tanto pasado de revoluciones. Se hizo notar además la ausencia de Matt Schulz en las baquetas. Creo además que el escenario les quedó grande y el fuerte viento poco ayudó. Ni siquiera Collette me salvó del disgusto.

De regreso a la plataforma conocida rápido, porque el inicio de los legendarios Eric's Trip se nos venía encima, mientras, a lo lejos, se dejaban oír unos insípidos The Notwist. Al mismo tiempo comprobábamos otro punto en contra del nuevo escenario (ya hablamos del viento), las infinitas escaleras a lo "Acorazado Potempkin" (como alguno afirmó por ahí). No contaba con ese "ejercicio" adicional en medio de mis carreras entre escenario y escenario. Por eso tal vez decidí quedarme a ver todo lo ofrecido por la banda de Julie Doiron (si, otra vez ella), cuya performance me dejara un tanto frío, por más que se hayan tocado buena parte del "Forever Again" (1994), incluyendo una de mis favoritas, December '93. Será que sonido tampoco fue de lo mejor, aunque sea un mal que aquejaron varias de las bandas que pasaron por aquel escenario (CD Drome) y que, al fin y al cabo, los mencionados sean uno de los estandartes del lo-fi de los 90. En fin, que me quedé teniendo una probable mejor alternativa como la electrónica bastarda de Health en el Vice ya mencionado.

La paradoja es que terminé bajando igual (la planificación no siempre funciona como uno quiere) para ver la banda más rescatable dentro del acostumbrado racimo de hypes que el festival se trae. Hablo de los British Sea Power, con un disco bastante apreciable bajo el brazo como el "Do You Like Rock Music?"(aunque le deba tanto a bandas recientes como Interpol o Arcade Fire). Y a pesar de la un tanto estrambótica puesta en escena (muchos músicos, el blanco predominante a lo Smashing Pumpkins del año pasado y una violinista que jamás la oí), no empezaron nada mal, llegando a su cumbre con Waving flags, pero girando el rumbo a mal cuando el bajista cogió el micro, dándole demasiadas ínfulas a su discurso musical, por así llamarlo. El cierre estuvo en esa gama, al ver al desubicado del guitarrista dárselas de clavadista ante el público y ser al poco tiempo devuelto al mismo lugar de donde vino.

Así que a coger sitio para Portishead, siendo las escasas 12 de la noche y estando el que escribe al borde del K.O., por momentos me las tuve que ver con el sueño que me vencía, y eso que estaba ante uno de los conciertos que mejor recuerdo de lo que este festival lleva. Un sonido perfecto, que ni siquiera se vio afectado por la bulla del escenario contiguo que tenía a Boris por saboteador ocasional, dejándose sentir la misma solo en algunas pausas. Lo mejor de su último "Third" y piezas clásicas como Cowboys, Mysterons, Glory Box, Sour times, Over y la consecuente piel de gallina total con Roads, donde casi se me salen lágrimas. Así y todo me disgustó la interpretación de Wandering star, sin el groove de la versión original y podría calificar de coitus interruptus la aparición de Chuck D rapeando en medio de Machine gun (que además es la más floja del "Third"). Gran final, eso sí, con We carry on, con la que luego supe también cerraron la actuación del día siguiente en el Auditorio (a la que ya no fui) y que supuso la invasión al escenario de los fans.

Las demoras de Public Enemy (un motivo más para no aguantar el hip-hop) hicieron que Portishead retrasara su actuación, lo que conllevó a que me perdiera medio concierto de Caribou, que así y todo me dejaron bastante buen sabor de boca, con aquella doble batería de costado dándole sin descanso. Me acuerdo de She's the one o Sundialing, por ejemplo. Nos queda pendiente verlos en un concierto en sala y a tiempo completo.

Quise ver al menos unos 2 o 3 de los prometedores Prinzhorn Dance School (dúo minimal de guitarra y batería), pero las demoras de los mismas me lo impidieron, ya que tocaba enrumbar a la clausura del día y la banda del momento: Vampire Weekend. Que si, que animaron mucho al personal, que en su mayoría no paró de bailar, corear, gritar y demás. Pero que a mí no me terminaron de convencer. El sonido distó de ser el ideal, el teclado o no se oía o se oía demasiado y más de una vez los ví fuera de ritmo y a destiempo. Una pena. Aunque rebuscando un poco hayan tenido algún que otro momento de inspiración. Como con A-punk. Si yo no me puse a saltar era por estar ya con el cansancio encima. Y todavía nos quedaban 2 días más por delante.

Portishead - Sour times

Breve retorno


stln_mix_mayo2008

01 Freight train (Laura Veirs)
02 Talking bird (Death Cab For Cutie)
03 For every field there's a mole (Bonnie 'Prince' Billy)
04 Down snaked a ladder (Silje Nes)
05 Monsters (Electric President)
06 Late Again (Pia Fraus)
07 Get better (Mates Of State)
08 Morning tide (The Little Ones)
09 Rest of years (The National)
10 Gratification to concrete (Robert Pollard)
11 No sunlight (Death Cab For Cutie)
12 Truth is dark like outer space (Evangelista)
13 To fix the gash in your head (Lillica Libertine remix) (A Place To Bury Strangers)

Descarga del mix aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año, por ahora, aquí (rateyourmusic)

Mundos paralelos

Concierto de Sunset Rubdown. Rotown / Rotterdam, mayo 2008

Suben en silencio, un Spencer Krug más gordo de lo que recordaba se instala como quien no quiere la cosa y se encorva frente a las teclas, debajo del micro, dejándole un primer plano a un gran Jordan Robson a la guitarra. Una nota repetitiva envuelve y entrega "Well I say... It's just sssssmoke... So you say... it's-the-hair-of-ghosts... So I say it’s the white haaaair of Poseidon...ebbing in the tiiiiide in... some dead-sea..." Seguidos de la irrupción en conjunto de todos los demás miembros de la banda, incluidos las 3 percusiones que cargan a cuestas. Aparte de la batería, otra más (Marc Nicol) detrás, en una esquina, e incluso el mismo Krug dándole a un tercer bombo con el pie que le quedaba libre, que no paró de movérsele durante toda la noche (el bombo, digo). Inmensa Winged/Wicked Things, incluso mejor de lo que suena en el disco. Luego y casi sin pausa se nos viene encima Stadiums and Shines II, como para autoconvencerme que el esfuerzo de un concierto en Rotterdam un miércoles valio la pena. Aunque después ya no lo estaría tanto.

El resto del concierto se me hizo un tanto irregular, un poco como su último disco. Tal vez ya me había hecho demasiado la idea de un setlist ideal, que distó de ser el elegido por la banda. Extrañé Swimming y I'm sorry I sang in your hands that have been in the grave y Snake's got a leg III y más aún un temón como They took a vote and said no. Y, sin embargo, si se dejaron oir otros para mi prescindibles como Stallion, Magic vs. Midas o Us ones in between. Por no decir que otra de las fijas, Shut up I am dreaming of places where lovers have wings, la tocaron horrible. Aunque no es hasta ahora que descubro que la versión que decidieron tocar fue la del primer demo (que se puede oír en su myspace). Error, error, error. Mal trago que a medias superé gracias a The empty threats of little lord, Up on Your Leopard, Upon the End of Your Feral Days (les gusta los títulos largos, nos queda claro) y más en especial Trumpet, trumpet, toot! toot! y The Mending of the Gow, que además nos trajo de nuevo a la guitarra al ya mencionado Robson, bastante más ducho que Mike Doerksten, quien cubrió esa posición por más tiempo en el concierto.

Al menos, como agregando un poco de sabor a las constantes largas pausas, en su mayor parte debido a las incomodidades de Krug (le echaría la culpa a las luces, a haber dejado de fumar hace unas semanas, etc), Camilla Wynne Ingr (efectos, xilófono) entretenía al respetable, trataba de llenar el hueco:

- Sorry, we don't know any jokes. Or Dutch.
- Tell us a story!
(siguiente pausa)
- I think I have an eye infection. Think I got it in the plane. That's my story.
(pausas más adelante)
- You know, this morning Mike was trying to talk to the cops... in German.
- What happened?
- Well, he was taking pictures of graffities... in a police station wall. That's another story.

Y por si nos habían quedado dudas, luego que accedieran a darnos un bis, la misma se dirigió con tono incrédulo hacia la audiencia:

- Are you sure???

Stadiums and shrines @ Lenny's (Atlanta)

Semana Electrónica en Lima

Mouse On Mars @ Ovalo del Cine Pacifico (Miraflores) - Viernes 16 de Mayo
Fiesta Melotron @ La Noche de Barranco - Martes 20 de Mayo
Solo para recordarles que los proximos dias se vienen excelentes opciones para aquellos que disfrutan de propuestas sonoras avanzadas.

Mouse On Mars @ Ovalo del cine Pacifico - Miraflores -

Dentro de toda la parafernalia armada para esta cumbre ALC-UE, el figuretismo de muchos, el caos del transito y la incompetencia de la policia, algo bueno emergió, y es esta iniciativa de llevar a cabo Deliveri en Miraflores tras el concepto de "Las Noches de Blanco", evento que se lleva a cabo en ciudades europeas, durante el cual se puede disfrutar de distintas actividades culturales entre las 8pm y 5 am. Dentro de ese programa estan los extraordinarios musicos electronicos Mouse On Mars. Estos alemanes han creado de las mejores obras de la electrónica de avanzada en los ultimos años, no solo en sus álbumes (personalmente Niun Niggung y Vulvaland son los mejores), sino tambien en sus colaboraciones (por ejemplo "In the morning" de Junior Boys), o sus trabajos en paralelo (Von Suddenfed - con Mark E. Smith de The Fall) son iconos de delicada perfección entre lo electrónico y lo orgánico.

De hecho, no hay que perderselo, prefiero un resfriado severo antes de estar en este espectaculo probablemente irrepetible en Lima.

Hora: 11 pm. Entrada Libre

Mayor info:
Deliveri: http://www.deliveri.info/index.html
Mouse On Mars: www.mouseonmars.com/

Mouse On Mars en Vivo @ Sound Forest 2007 festival, Riga, Latvia



Fiesta Melotron @ La Noche - Barranco -


Continuando con las andadas de esta traviesa movida, el siguiente destino obligado es el próximo martes 20, en el conocido bar "La Noche" en barranco, donde tendremos una noche de electrónica ecléctica, desde el IDM de Ida, por la psicodelia de Leche Plus, el psytrance de Trionik, el electroclash de Sonoradio, y los sets electro de Danny EM.


Asi sea martes, habra que disfrutar y bailar, por suerte estoy de vacaciones.

Hora: 11pm
Costo: S/.8.00 (incluye CD promocional)





Mas info:
La Casa Ida: www.lacasaida.org/



Ida @ EF Festival (La Noche de Barranco / 2008)