La Mudanza

stln_mix_2007

ASCENDIENDO
-----------------
01 Hazel St. (Deerhunter)
02 Mistaken for strangers (The National)
03 Yes, another mother (Thee More Shallows)
04 Trauma (Electro Group)
05 Rhthm & soul (Spoon)
06 Australia (The Shins)
07 Night magestic (Au Revoir Simone)
08 Dr. Freeze (Enon)
09 Inflatable ape pt.3 (Fog)
10 What I meant to say (Film School)
11 The gold we’re digging (Parts & Labor)
12 Cast off crown (Deerhoof)
13 For Reverend Green (Animal Collective)
14 Ddiamondd (Battles)
15 Satan said dance (Clap Your Hands Say Yeah)
16 Head in the corner (Whitey)
17 North American scum (LCD Soundsystem)
18 Heart of hearts (!!!)

DESCENDIENDO
------------------
01 End of the world (Shocking Pinks)
02 Middlenight (The Sea & Cake)
03 Wandering kind (Laura Veirs)
04 Fiery crash (Andrew Bird)
05 Impossible Germany (Wilco)
06 Dr. Strangeluv (Blonde Redhead)
07 Black mirror (The Arcade Fire)
08 25 years (The Go Find)
09 Innocent bones (Iron & Wine)
10 The girls don't care (Eef Barzelay)
11 While you were sleeping (Elvis Perkins)
12 Colleen (Joanna Newsom)
13 Whatever (Elliott Smith)
14 Smile and wave (Maria Taylor)
15 Steadfast and true (Shannon Wright)
16 Bottom of the world (Emily Haines & The Soft Skeleton)
17 Protection (Liars)

Descarga del mix ASCENDIENDO aquí (megaupload)

Descarga del mix DESCENDIENDO aquí (megaupload) y aquí (badongo)

Mi lista definitiva de lo mejor del año aquí (rateyourmusic)

Virtuosismo de perfil bajo

SHOCKING PINKS - Shocking Pinks (2007) Astralwerks

Viendo las primeras confirmaciones para la próxima edición del Primavera Sound, festival del cual ya hablé demasiado, me quedó solo aferrarme a la curiosidad. La lista de 10 bandas fluctuó entre las que ya conocía y no había prestado atención y otras que ni en pelea de perros. Así que nos pusimos a escarbar y la que salió mejor parada fue la legendaria agrupación canadiense Eric's Trip, que parece reunirse luego de varios años de silencio, como pinta ser la moda últimamente. Re-apreciación mayor sobre todo a través de la maravilla que resultó ser "Forever Again"(1994) ¿Qué haría yo perdiendo el tiempo con tanto grunge en esos años?

Y de una de las cabezas visibles del llamado lo-fi a tal vez el más aventajado exponente de la actualidad. Aunque a los Shocking Pinks tampoco sería justo limitarlos solo a la estela de Eric's Trip o los Microphones (por ampliar la cosa una pizca), ya que más bien la primera relación me vino a través de otros desaparecidos que hace rato huelen a retorno: Pavement. Pero me refiero al Pavement de los inicios, el más fresco e inspirado, el de álbumes icono como son "Slanted & Enchanted" (1992) y "Crooked Rain Crooked Rain" (1994). Aunque El Chato Heston, indignado, seguramente dirá lo contrario. Algo que se nota en los momentos de mayor nervio y/o suciedad sonora, como en Second hand girl, I want u back o más claro aún en Victims, que poco a poco baja la intensidad hasta acoplarse al tono más bien taciturno que planea a lo largo de este álbum debut del neozelandés Nick Hart, cabeza visible del proyecto aquí nombrado. You can make me feel bad, This aching deal, How am I not myself?, Girl on the northern lite, entre otras, perfilan las frustaciones de Hart en clave triste, con mayor logro en la preciosa The end of the world, que además nos regala un video tan simple y tan emocional a la vez.

Como casi todo lo que aquí suena, que además del grato descubrimiento gracias Mr. Tatsuo, me ayuda a sobrellevar con valentía estas apabullantes fechas de villancicos y símiles engendros. No tengo más que agregar.

Bajar aquí (sendspace)

End of the World

Shut the monkey

Concierto de St. Vincent. Rotown / Rotterdam, diciembre 2007

Las cosas llegaban a su fin, luego de una empeñosa y derrochadora en emociones presentación de Annie Clark, en esta, su primera aparición por tierras holandesas. Un público muy entusiasta (de la mitad para adelante de la platea, porque de la mitad para atrás la gente no paraba de hablar y no se enteraba de nada) la había hecho volver para un bis, esta vez ella en solitario. Entonces trató de dar un discurso, partiendo del manido de preferir el público de aquí que al del país del que venía de tocar (Gran Bretaña) y luego, aclarando su procedencia: Dallas, Texas. Ante lo que algunos contestaron que algunos raros "woo!", que desconcertaron por igual a la que se fuera haciendo conocida al lado de Sufjan Stevens. Primera vez que escuchaba que le celebrasen de donde viene, que es de donde también viene ya sabemos quien. Entonces un iluminado le preguntó: "Who did you vote for?". Titubeó y pensó por unos segundos una respuesta ingeniosa: "I would vote for a monkey, if it wasn't for George Bush!", para luego seguir con una serie de epítetos que nunca se quedarán cortos para tan nefasto personaje.

Pero en el bis, como en alguna otra canción que decidió también quedarse a solas con su guitarra, la performance no salió tan bien. El sonidista nunca le hizo caso ante los constantes pedidos de subidas de volumen y sus emulaciones a PJ o a la Wright se quedaron un poco eso. Con banda, eso sí, la cosa marchó bastante mejor, mejorando la puesta en escena lo expuesto en estudio en el "Marry me", donde la producción peca de convencionalismos. Algo fácil de apreciar en el directo de temas como Jesus saves, I spend (gran título), Now now, Your lips are red, Marry me, All my stars aligned, Human racing, por mencionar las que mejor sonaron. No tanto así en el tema más fuerte en el largo, Paris is burning, donde el juego aquel de los micrófonos no siempre salió como debía. Grandes músicos acompañantes, hay que decirlo.

Por otro lado, antes de todo ello, que al fin y al cabo fue la razón por la cual arrastré a mi mujer hasta Rotterdam en medio de una tormenta, asegurándole que no se arrepentiría, se nos ponía delante Matthew Thomas Dillon y su proyecto Windmill, con ese peculiar falsetto, que a veces puede ser hasta risible, comparable tal vez al de David Baker (Mercury Rev). Solo él a los teclados y un entusiasta baterista, hicieron bastante más gratas las canciones al desnudo, contraponiéndose al disco, en donde se exceden en ornamentos de cuerdas, vientos y coros. Aunque el pequeño y bromista Matthew nos aclaró que la chelista los dejó tirados a último momento del tour por ser una alcohólica (sic). Tanto así que hasta una canción le dedicó improvisando letras que ponían al descubierto las posturas sexuales preferidas por la ausente música. Claro, como no estaba para defenderse.

St. Vincent - Paris is burning (Dumbo session in Brooklyn)

El deber de crear luz en la oscuridad

Burial – “Untrue” (2007 / Hyperdub)

Cuando reseñé algunos meses atrás el primer álbum de este hombre que anda entre las sombras, mencione que el gran acierto de esa gran obra fue la expresión de la melancolía en medio de atmósferas pesadas y oscuras. Paisaje atemporal y sin limites geográficos que funciona en cualquier realidad urbana, tanto en Londres como en Lima, y es el marco perfecto para estos días que ando de visita en Caracas, ciudad que parece respirar un espíritu alicaído de a una antigua bonanza, perdida en los últimos años.

A pesar que el escenario es el mismo - las frías e impersonales calles son las rutas perfectas para criaturas desoladas -, siento al caminar por Caracas en estos días posteriores al referendum que las miradas y rostros han cambiado, tienen más esperanzas. La visión ya no es meramente contemplativa ante el oscuro porvenir, más bien ahora sus habitantes inclusive se permiten soñar. Asi también es “Untrue”, el segundo trabajo de Burial.

Mientras el álbum homónimo era la perfecta combinación, donde el dub, ambient y un ligero 2-step convergían en un genero en pleno crecimiento llamado dubstep, “Untrue” nos deja confundidos ante el siempre difícil “second coming” y lo único que nos confirma es que el dubstep posiblemente haya grabado su partida de defunción en poco mas de un año, bajo los disparos de un mismo “shooter”. ¿Se puede considerar la positiva mutación del dub europeo o es el desvío ambient en el interés de los ritmos urbanos?

Las densas brumas made in Jamaica son cada vez menos evidentes y deja que la dicotomía humana se apodere de las canciones: el 2 step con sus vocales y el ambient que da un respiro casi espiritual al trabajo, dejando la válvula de presión abierta para el desahogo.

Probablemente “Shell Of Light”, “Untrue” y “Homeless” son las que tienen reverberantes reminiscencias al anterior largo, al igual que la genial “Ghost Hardware” (primer single) que podría ser un lado B del primer trabajo, si no fuese por el componente orgánico de las voces. Justamente las voces, tremenda confrontación de vocales soul (“Archangel”) y la abstracción etérea (“Near Dark”), convierten cualquier mensaje subliminal en uno directo, así Burial da sentido a lo cotidiano, inclusive como dice el propio músico en diversas entrevistas, quería que las voces sonasen como la “chica del costado”. “Endorphin”, “Dog Shelter”, “UK” y un excelente titulo como “In McDonalds” nos llevan al imaginario volátil gracias al helio generado por el ambient muy básico, casi primitivo, mucho mas utilizado que en la referencia del año pasado.

Definitivamente, la electrónica de vanguardia encuentra paradójicamente en este “Untrue” EL GRAN ALBUM del 2007 (ojala mis colegas del blog puedan opinar lo mismo y entre a la lista final), trabajo que se nutre de todas las referencias urbanas posibles de los últimos 15 años, que inclusive nos invita al baile con ese “Raver” final que nos sugiere que aunque todo el panorama sea poco alentador, tenemos derecho a divertirnos(!?). Repitiendo lo del primer álbum, esta obra es también atemporal y sin limites geográficos, tanto en Londres, Lima o Caracas, pues es un disco muy humano.
Links:

WAITING FOR A CALL

stln_mix_noviembre 2007


01 BONNIE ‘PRINCE’ BILLY I came to hear the music
02 STARS LIKE FLEAS I was only dancing
03 WILDBIRDS & PEACEDRUMS I can’t tell in his eyes
04 OLA PODRIDA Photo booth
05 SILJE NES Recurring dream
06 GUTHER No need to mention
07 POPULOUS Breathes the best
08 WINDMILL Boarding lounges
09 ATLAS SOUND Ativan
10 SILJE NES Searching, white
11 MARTINA TOPLEY BIRD Carnies
12 ENON Conjugate the verbs
13 THE INTELLIGENCE Secret signals
14 DIRTY PROJECTORS What i see
15 WHY? + XIU XIU Yoyo bye bye
16 BENNI HEMM HEMM Beginning end
17 CONTRIVA Before
18 ENON Get the letter out
19 WILCO Impossible germany (live)

Descarga del mix aquí (megaupload) y aquí (badongo)

Mi lista de lo mejor del año a la fecha aquí (rateyourmusic)

Tristeza express

EEF BARZELAY - Eef Barzelay (2007) Houston Party

Había ganas, es cierto. Pero estando la fecha encima, uno ya se sentía raro. Dejar atrás lo que por tres años y medio se convirtió en el lugar de referencia. Los espacios habituales, los despertares con el ruido del tráfico y las ambulancias al pie de finca. Las incursiones al centro de los fines de semana, mi cine de los viernes a la matiné o de los domingos por la mañana (soy rebuscado, qué le puedo hacer). Mis vecinos y grandes amigos colombianos no pararon de cuestionarme hasta que me lo lograron sacar: Si, me va a dar algo de pena dejar Barcelona.

De la misma forma que mantengo mis reparos ante el cine de Isabel Coixet y, sin embargo, en una burda escena no logro evitar la piel de gallina al oír a Clem Snide de fondo. Y eso que la producción de esta banda nunca me terminó de convencer, con la (gran) excepción del "Soft Spot"(2003), por más que sean de las cabezas más visibles del alguna vez llamado
country alternativo. Solo la fuerza de la inconfundible voz de Eef Barzelay no era suficiente para el que escribe. Es que tal vez lo que me habría faltado era oír lo que este sureño de nombre inusual (el origen israelí lo explica) podría hacer en solitario. Que es algo que se constata con este álbum, segundo de cosecha individual y al parecer solo editado en España, de momento. Complementado de maravilla con su anterior "Bitter Honey" (2004), casi igual de recomendable. Pero donde el debut se antoja más folk y orgánico, aquí la distorsión lo pone en otra dimensión, algo que se aprecia desde el primer guitarrazo en Could be worse, y que hace apariciones esporádicas y precisas en temas tan grandes como Apocalyptic friend, Numerology, Make another tree, o en osadas fusiones musicales como How dare they. Y cuando pierde el ruido tampoco es que pierda en bríos, como así lo demuestran Take me o True freedom, que bien podrían sonar a canciones de cantautores folkies setenteros. Roy Harper, acota mi suegro.

Y así me sorprende mi mujer oyendo "
My mother cleaned the homes of wealthy people‘till the day she died and so to California I did make my way. I tried to finish nursing school. I really wanted to, you see. But all those broken bodies. Well they, they really got to me" (Bitter honey), preocupada porque me deprima con tanto drama, supondremos que autobiográfico, viniendo además de alguien que también canta y cuenta que se levanta al son de hip-hop alemán en la radio. Pero si, triste si que es. Lo admito.

bajar aquí (rapidshare)

"Exercise", live at The Basement (Nashville)

Como el cangrejo

SICKO / Dir. Michael Moore (2007) EE.UU.

Entiendo a los detractores de este gordito cargoso. Es cierto que muchas veces se pasa de la raya, que tiende a algunas veces exagerar y otras a manipular. Que se suele exceder en aderezos y que es omnipresente en cada una de sus películas documentales. Pero también hay que saber ver que el tipo es efectivo. Anoche salía de la sala todavía atolondrado por lo allí visto. Más aún por mi situación actual. Desde hace mes y medio mudado a los Países Bajos y ya con un tema que no dejó de molestarme cuando lo del cambio de domicilio aún era solo un plan alternativo: El seguro de salud. Es cierto que en España mi experiencia con la Seguridad Social no fue de las mejores. Primero un doctor inoperante que empeoró lo que detectado a tiempo habría sido mero trámite. Luego otro émulo de Gregory House con un humor comprensible solo por el, mientras el que escribe se retorcía de dolor. Y luego lo de estar en lista de espera y dejarme andando con una innecesaria sonda por más de 3 meses. En aquellos momentos me daban ganas de asesinar a más de uno. Pero lo cierto es que operación y recuperación (2 semanas en el hospital) me costaron cero. Algo que en mi país hubiese sido imposible.

Uno pensaría que en Holanda las cosas funcionarían mejor, pero no. Acá más bien parece que van en reversa en relación al tema salud. Por lo que me cuentan en casa, hace unos años el seguro era pagado a medias entre Estado y uno mismo. Algo que se entiende en un país donde te pueden sacar tranquilamente una cuarta parte del sueldo en impuestos. Pero ahora ya no. El seguro se lo tiene que pagar uno aparte y mediante una entidad privada. Y no es poco. Por más que de todas formas la cosa no esté a la altura de lo que Moore nos muestra, podría acercárcele en unos años. Esto, claro, está ligado al tema de la inmigración, mal llevado por el doble gobierno de Balkenende (aka Harry Potter). En todos sitios se cuecen habas, como quien dice.

En esta su última bomba, Moore nos muestra una a una varias experiencias desgraciadas de ciudadanos nortemericanos con respecto a sus respectivas aseguradoras, frente a (algunos) doctores que afirman recibir beneficios considerables en relación a la cantidad de servicios negados a pacientes, que a su vez, signifiquen ahorros para la aseguradora. Porque de eso se trata, del beneficio de la empresa. Y luego nos lleva de paseo a otros tantos sitios en donde el Seguro Universal se aplica con éxito, pasando por Canadá, Reino Unida, Francia e incluso Cuba, a donde termina llevando a algunos de los llamados y aclamados héroes del 11 S, que el Estado gringo parece haber dejado de lado. El contraste es apabullante y contradictorio, que no mengua ante las ya mencionadas exageraciones o salidas de tono del orondo director. Como por ejemplo aquello de mandarle un cheque anónimo a un blogger detractor para cubrir la operación de su hija. Tan bueno tampoco te creas, Michael.

trailer

Claroscuros

CLOSER / Dir. Anton Corbijn (2007) Reino Unido

Era una fecha especial, que la hicimos coincidir con la visión de esta tan esperada película. Que por hacerla también coincidir con una cena mal programada, derivó en perdernos los 10 primeros minutos de la cinta, luego de tragar gambas contrareloj y salir corriendo rumbo al cine. Una sala pequeña inusitadamente llena (yo que vengo acostumbrado a plateas medio vacías de mis sesiones matinales de antes), que nos hizo terminar en primera fila, delante de algunos tipos bastante borrachos y/o colocados que no pararon de comentar las escenas del film.

El tema es que, según cuenta la leyenda, la viuda de Curtis, Deborah, luego de ver la gran "24 Hour Party People" de Winterbottom se quedó fastidiada con la versión de los hechos allí expuesta, y decidió hacer su propia versión, en base a libro escrito por ella misma (Touching from a distance), encargándole la empresa a Anton Corbijn, algo de antemano visto más que apropiado. La historia del líder de la banda más emblemática de inicios de los 80 (basta mirar cuanto grupo posterior le debe tanto a Joy Division), puesta en escena por el director de video clips más emblemático de fines de los 80 y 90s, Mr. Corbijn. Fotógrafo, antes que videasta (y se nota), además de los consabidos cuchocientos videos que le hizo a Depeche Mode, en sus inicios estuvo también detrás de otros tantos de gente de la talla de David Sylvian, Peter Gabriel, Echo & The Bunnymen o Front 242, con quienes hizo tal vez el punto de arranque de las joyas que vendrían después, el recordado video de los huevos de Headhunter.

Y el caso es que, al final de cuentas, la película en cuestión tampoco se aleja mucho de lo mostrado en 24 Hour Party people, pudiendo considerarse la una complementaria de la otra. "Control" no deja de tener secuencias de humor (nerviosismo=pedos, por ejemplo), dentro del inevitable drama que fue la vida de Curtis. Pero claro, la que nos ocupa es más contemplativa y la estética es simplemente cautivadora. Blanco y negro y tomas sobervias, como aquella de los futuros integrantes de la banda en primer plano, embobados ante una performance de los Sex Pistols o la presentación de Transmission (mi canción favorita) en el show del recientemente desaparecido Tony Wilson. Personajes retratados con minuciosidad, aparte de los grandes Morton y Riley (aunque éste diste de tener la voz que el difunto Curtis poseía), poniendo sin tapujos lo provocador que era Hook o lo maniático que era Sumner, llevandose las palmas, claro, el hilarante Toby Kebbell, dando vida al que fuera el manager, Rob Gretton. Y sobre todo, poniéndonos al tanto de cómo nos dejó un grande a tan temprana edad. Sin ir muy lejos, este blog también le debe el nombre.

trailer

Trabajo En Equipo

KEVIN DREW - "Spirit If..." (2007)/ Arts & Crafts

A Kevin Drew le acomoda ser el cerebro detrás de..., y no confundir con rol secundario: es mas bien el Jonny Greenwood conectando y desconectando cables, pasando al piano Rhodes, la Telecaster y el Theremyn 4; el Harvey Keitel de Pulp Fiction que vino a decir lo que se tiene que hacer. El que dicta el script, el que indica la ruta; el que marca la pausa, el equilibrio, el Fernando Redondo del Madrid late 90's .

Tambien luce talento para hablar de ciertas cosas que sonrojan, como una escena de Todd Solondz; ahí, al lado, está la prosa de Kevin: Una masa en pleno éxtasis de concierto prefiere la pausa al coreo de frases como 'when I was a kid/ you fucked me in the ass/ but i took my pen to paper and i passed' (y yo estuve ahí, no me lo contaron).

Mas inclinado al ideal de colectivo -You Forgot It In People (2002) y el epónimo (2005), sobrepasaba la docena de invitados-, Spirit If... se presenta como un auspicio de la banda a su mentor, y mantiene esa estética de combo. Tiene a Emily Haynes, Amy Millan, Brendan Canning como amigos, tiene a Leslie Feist de novia, algo más? Claro, el homenaje: Scott Kannberg, aka 'Spiral Stairs' y J Mascis, en Back out on the...

TBTF, F--ked Up Kid, Safety Bricks, Broke Me Up y Gang Bang Suicide tienen la reflexión y/o la envidia de una juventud que no nos pertenece. Frightening Lives rescata el frenesí del underground de los 80's; borrowed nostalgia for the unremembered eighties, según James Murphy. O, si quieren, otra manera de enfrentar la edad: pagando deudas, reviviendo memorias, y lo mas importante, con la ayuda de tus amigos.

KEVIN DREW - Back out on the...

Vamos rápido

Concierto de Pinback. Rotown / Rotterdam, noviembre 2007

Un Rob Crow con aspecto más formal que el que esperaba, se planta frente a unos controles, que más que otra cosa producen gracias que le darán más risa a él que al público, como soltar un pregrabado y ronco "thank you!". Al mismo tiempo que hace aparición en medio de los aplausos, queda deslumbrado por un inoportuno flash desde muy cerca, ocasionado por el móvil de una de por ahí que no se entera de nada y sigue tomando fotos. No hace mucho y por escasos 35 minutos (cronometrados) The Dudley Corporation nos había ofrecido un show animoso pero válido solo para pasar el rato. Sonaban a veces a Weezer y otras a Superchunk y/o Sebadoh.

A esas alturas yo ya estaba sorprendido por la cantidad de público. Por muy buenos que sean Pinback, nunca pensé que congregarían a tanta gente. Eso, y que los de San Diego se presentaran en formato quinteto, cuando siempre ha sido la cosa de a 2 (el mencionado Crow y Zach Smith, que le da al bajo a golpe de rasgueos). Y formato en directo supongamos que de a 3. Así que además de los vistos teníamos tecladista a la derecha y segunda guitarra/segundo bajo a la izquierda, terminando de saturar el mínimo escenario.

Envalentonado por mi primera fila en Deerhunter, probé lo propio aquí, más bien para evitar que alguno de altura considerable (que por estos pagos abundan) se me plante enfrente. Aunque digamos que al final estaba en segunda o tercera, ya era lo bastante cerca como para tener alrededor mío los fans más entusiastas, que les coreaban varias de las letras. En especial uno que no paró de joder toda la noche "Oh Penelope, are you filled with air?..." hasta que la banda le complació. Y la tocaron increíble, hay que decirlo. Yo por lo pronto también pedía mentalmente mi favorita, Tripoli, que también se dejó oir, aunque un poco apurados, para mi gusto.

Y así fueron cayendo durante la noche, tanto canciones de su última producción, "Autumn of the Seraphs", como la anterior y tal vez la mejor de ellos, "Summer in Abaddom" (será que están haciendo una composición de estaciones?), guardando sitio también para producciones anteriores. Los juegos capas sobre capas de voces y cuerdas que tanto los identifican estuvieron presentes en las que salieron más rotundas: Non photo blue, Syracuse, Fortress, AFK, From nothing to nowhere, Good to see, Devil you know, Bouquet, Loro, Prog. Por más que las cosas no les salieran siempre bien. Me cansé de contarle los gallos a Zach Smith, la ya comentada velocidad excesiva en algunos tramos y Crow quejándose/bromeando de varias cosas, que no le salían como esperaba. Como que en el bis venga tan orondo, se destape una chela y se le derrame toda la espuma encima. Grande!

Penelope (live @ The Hub)

Ay, mis tímpanos

Concierto de Dirty Projectors y Deerhunter. Tivoli De Helling / Utrecht, noviembre 2007

Con un plano a mano bastante más elaborado en comparación al garabato que me hice en Amsterdam, enrumbé con suficiente anticipo rumbo a "las afueras" del centro de Utrecht. Mientras me enfrentaba a la llovizna que caía demasiado en diagonal, atravesaba la ruta armado de florido paraguas, por calles vacías y llenas de charcos (estamos hablando de las 10 de la noche de un sábado). Al llegar, uno de los porteros me da indicaciones en holandés a las que asiento sin haber comprendido nada. No hay modo, por más que trato, comprender la lengua me va a tomar un buen tiempo. Al entrar, me recibe el espacio previo a la sala, reducido, unas cuantas mesas, un bar, la entrada a los baños y un techo a gran altura. Alrededor todo es humo, por más que los allí presentes no suman más de 10. Asunto que me apura a meterme a la sala que anuncia "niet roken" (eso si lo entiendo), a escasa media hora de la salida al escenario de los Dirty Projectors, siendo los allí presentes 3: el que escribe, un DJ y un cámara. La espera se hace placentera ante una buena colección de temas pinchados: Xiu Xiu, Grizzly Bear, Caribou, Giant Sand, Deerhoof, que decae cuando el barbudo DJ decide ponerse étnico, por así decirlo. Que felizmente también coincidió con la aparición en escena de los teloneros, de los cuales tenía pocas expectativas y me terminaron por sorprender muy gratamente. No esperaba que una banda que me decía poco en estudio, me podría convencer tanto en directo ¿Su propuesta? Caetano Veloso meets Deerhoof, con ocasionales toques hardcore. Los libres arpegios del zurdo frontman, con los coros angelicales de segunda guitarra y bajo (Amber y Angel), que nos pueden llevar por rutas engañosas, hasta esos picos rabiosos. Hay que decirlo, el espectáculo era el hombre de las baquetas. Que tal derroche de energía!

Muy buen aperitivo, que coincidió además con que, ante la escasa audiencia (no más de 60 personas), servidor terminase en primera fila y al medio. Situación muy rara, que además se repetiría ante el plato fuerte. Con el inconfundible Brandon Cox al frente, a quien ya había visto mezclado entre el público, junto a los demás miembros de la banda, en el concierto anterior. Diría que se tocaron casi íntegros tanto el EP (impresionante Wash off) como el "Cryptograms" (grandes Spring hall convert, Octet, Cryptograms), con mucho ruido, tal vez demasiado acentuado en la guitarra, y poco en la voz (la voz de Cox, ya de por sí, tiene poco potencia), algo que no afectó a las dosis más shoegaze del repertorio, pero si actuó en contra en mi favorita Hazel St. Además de dejarme el oído izquierdo tapado hasta el día de hoy. Gajes del oficio.

Hacia el final, los de Atlanta volvieron para un bis, como respuesta a más bien solo unos 10 que insistía en el tema, siendo mayoría un grupete de alharaquientos venidos desde Maastricht (la zona más al sur del país). En algún momento antes de ello, Cox se volvió al respetable , mirándome más bien a mi, preguntando: "So what do you think about your city? Is it cool here?", ante lo que respondí mirando a mi alrededor, a ver si encontraba un nativo que dé la cara. Y solo compareció el grupete ese de Maastricht, aclarando donde quedaba, asunto que creó una especie de comunión por posición geográfica, que luego se hizo mayor en el bis, al descubrir que el "no fumar" de la sala hacía mucho rato que se había pasado por alto. "If we would have known we could smoke, this would have been a totally different concert". Si, claro.

Deerhunter - Hazel St. (live @ Crimina Records)


Dirty Projectors, live @ The Peacock

"De muis is in de doos"

stln_mix_octubre 2007


01 No love lost (LCD Soundsystem)
02 Frenchy's (Holy Fuck)
03 Winkelstreben (Pole)
04 Scene (Gui Boratto)
05 Always wrong (People Press Play)
06 Where birds don't fly (Club 8)
07 Granny dinner (Grizzly Bear)
08 Black dirt (Sea Wolf)
09 Current desperation (angels speak of nothing) (Robert Pollard)
10 Voltaic crusher undrum to muted Da (Of Montreal)
11 Poupee de cire poupee de son (Arcade Fire)
12 Aly, walk with me (The Raveonettes)
13 Trauma (Electro Group)
14 Second Hand Girl (Shocking Pinks)
15 Colette (Enon)
16 Bikini States (Electro Group)
17 Team: Seed (Future of the Left)
18 Body snatchers (Radiohead)
19 Victims (Shocking Pinks)

Descarga del mix aquí (megaupload)

Mi lista de lo mejor del año a la fecha aquí (rateyourmusic)

El gordo hiperbólico

Concierto de Les Savy Fav. Rotown / Rotterdam, octubre 2007

Esta vez no hubo pierde. Una ciudad más cercana y más fácil de acceder. Una especie de metro-tren (s-bahn le dirían en Alemania) que en menos de 20 minutos me deja a una distancia decente del barcito, eso, el barcito que termina resultando el Rotown. Mínimas dimensiones que se sienten más gracias al sold out y al show que se nos venía encima, con media hora de retraso.

Tim Harrington sale con una sábana encima, mientras la banda ensaya una obertura y el hombre posturas generando el mismo sonido: bu! Pocos minutos en ese plan y casi en el mismo momento que la broma empieza a cansar, se destapa dejando al descubierto su cabeza tapada también por una media, mientras empieza la potente descarga de The Equestrian, que no duda en terminar dentro del público, no sin antes subir al estrado a un X para que monte sobre él (ver). Eso solo era comienzo de una serie de desenfrenos que el entrañable gordo de la barba tupida ensayará a lo largo de toda la performance. Solo ahí Harrington se deja toda la garganta (la impostación no es lo suyo, está visto) que trata de cubrir con los alaridos bovinos al estilo del recordado Jello Biafra, al frente de los Dead Kennedys, un par de décadas atrás. Con Patty Lee (que me parece fue la segunda canción) el gordo se lanza al público otra vez, esta vez cual piscina, esperando que el respetable le reciba en brazos (tarea nada fácil, se entiende). A la tercera ataca igual con peluca rubia encima y la inmensa The sweet descent. Sus ganas y discursos aumentan conforme el público también entra en calor, entre los que participan abiertamente y los que se hacen a un lado o huyen despavoridos.

Traje de ave, camiseta al aire con meneadas de ombligo, escupidas de agua al público y parafernalias varias mientras el resto de la banda, muy en lo suyo (quedándome con el baterista, igualito al hermano de Napoleon Dynamite), ofrece el repertorio con todas las bombas guitarreras de su última producción, "Let's stay friends": The year before 2000, What would wolves do, Raging in the plague age, entre otras, junto a las imprescindibles We'll make a lover of you y Yawn yawn yawn (me faltó Hold on to your genre para que la noche sea completa) junto a otras pocas de discos anteriores al "Inches" (el más logrado, según yo), que en algún momento propiciaron a un pogo en un sector del público más entusiasta. Y yo que casi me meto.

The sweat descends + la explicación del "white light district"

Aquí, a la vuelta

Concierto de Animal Collective. Melkweg / Amsterdam, octubre 2007

No estuvo programado como tal, es decir, como el inicio de mi circuito de conciertos que me he redactado a través de las recomendaciones de eventos de last.fm. Porque de ser así la cosa tendría que haber empezado con el combo Battles+Parts & Labor, que tocaron el día siguiente de mi llegada a estas nuevas tierras, con el que no pude cumplir. Así y todo, una mirada rápida a precios de conciertos nos puede llevar a pensar engañosamente que estos sean incluso más baratos que los de Barcelona. Pero al precio que aparece en pantalla uno le tiene que sumar una serie gastos, que incline la balanza al final para el otro lado. Este directo, por ejemplo: Precio nominal: 16 euros. Más distribución: 3.5 euros. Más membrecía mensual (la mínima): 3 euros. A esto nos queda agregarle transporte si no se vive en Amsterdam. En mi caso: tranvía hasta la etación de La Haya y desde allí tren, para tomar otro tranvía que te deja en la puerta de la sala. Unos 15 euros más, ida y vuelta, se entiende. Resultado: cerca de 40 euros. Ya dejó de ser barato.

De todas formas asumí el tem y me embarqué a la aventura de mi primer concierto en tierras holandesas, que estuvo accidentada desde el inicio. Las señas que anoté en un papel, insuficientes y confusas, me llevaron a cualquier parte, en medio de las calles circulares concéntricas que dan forma al casco antiguo de la ciudad. Primero no daba con la calle, luego no daba con el número. La calle se interrumpe en una especie de plaza llena de bares y continúa unos metros más allá, a ver quién lo descifra! Resultado: 3 cuartos de hora más tarde de lo planeado y alcanzar solo a las últimas 4 canciones de los teloneros Islaja, con un rollo experimental (tocar una guitarra con arco de violín, por decir algo) que mejoró algo al acercar su sonido a la Siouxie de la época. El resto del tiempo me sirvió de telón para repasar el local, una especie de anfiteatro de tamaño mediando con mezzanine incluida.

Minutos más tarde el ahora presunto trío (choteado Deaken, parece, que alguien me corrija) estrenó la noche con un par de temas inéditos, como ya parecer ser la costumbre, según se sabe. Aparte que a esta gente le gusta improvisar y por lo general tocar las canciones en versiones diferentes. En todo caso bien los 2, en la onda del Strawberry Jam, Avey Tare al frente en posición rapera con Panda Bear y Geologist a los lados en los mandos. Mejoró aún la cosa gracias al empalme posterior de Unsolved misteries con Who could win a rabbit (en versión distinta), y, para terminar de redondear, una suculenta Peacebone, cerrando el primer capítulo. El resto de la velada tuvo un curso similar, con más temas de su última producción (destacando Chores y Derek, no así Fireworks, lo más parecido a un burda balada que la banda ha hecho) y unos 2 o 3 nuevos temas más, destcando uno en especial en clave ¿merengue? Algún ritmo caribeño seguro. Cierre espectacular en paquete doble con Leaf house y un We tigers más tribal y acelerada. Contundentes, sin duda, por más que no tocasen For Reverend Green o ninguna del que considero su mejor álbum, el "Feels".

La satisfacción posterior, más la curiosidad por ver lo ofrecido en el infaltable puesto de ventas no me hizo percatarme de lo avanzado de la hora. Una vez afuera, cometí el último error de la noche, al dejar escapar el tranvía que tal vez me hubiese dejado a tiempo en la estación y no caminar los infinitos 30 minutos para coger un sneltrain que en vez de 40 minutos tardó hora y media, obligándome a cubrir mi último trayecto en taxi. Así que corrijamos el cáculo del principio y dejémoslo en 60. Au.

We tigers

El tesoro de la juventud

PROSPERIDAD / Carlos Herrero. Ed. Barataria. España (2007)

Oscar Malca ¿Alguien se acuerda de él? Yo a veces. Aquel ocasional crítico de música al que sin querer queriendo le salió un libro casi generacional: Al final de la calle. Ya sé. Algunos dirán que exagero. Como una amiga mía, también ocasional y alguna vez (tal vez hasta hoy) prófuga de la justicia: No es para tanto -con mueca de condescendencia-. El caso es que Malca logró retratar el tan mentado "no future" en un puñado de losers desempleados del gris barrio de Magdalena en Lima, entre consumos de estupefacientes y grandes dosis musicales ochentosas. Era la época, pues. De esto se hizo una película de la cual prefiero no acordarme (ay!, el cine nacional...) y el Sr. Malca desapareció por un tiempo, hasta volver después de unos años y con nuevos bríos a... dirigir la revista Somos (suplemento sabatino de El Comercio). Como bien me diría mi hermana, por otro lado: Es que uno se hace mayor, crecen las responsabilidades y hay que pagar los recibos.

El caso es que tal vez a partir de esta única novela me dio por consumir literatura de temática similar. Escritores jóvenes, contemporáneos, que retrataban el mundo que tenían alrededor con un realismo bastante sucio, como diría Rem Koolhaas, aunque refiriéndose a otra cosa. Así di con Fuguet (Mala Onda, en especial), quien cambió la clase media venida a menos limeña por la santiaguina clase alta y sus desfaces. Y también me topé con otros tantos que hicieron más bien ejercicios de imitación, con resultados desiguales. De más esta decir que toda esta gente bebía a grandes sorbos de J. D. Salinger y su ventiúnica The catcher in the rye.

Es así que todo este tiempo en España estuve buscando algún talento autóctono que defendiera la causa con honor y casi ya de salida me encuentro con este Carlos Herrero, 2 años menor que yo y quien a mucha honra exhibe en la solapa: "...ha desempeñado una variedad de ocupaciones a cual peor remunerada; de repartidor de periódicos a dependiente de cibercafé, chico de la limpieza, teleoperador o almacenero de IKEA. Fue además miembro del equipo nacional de gimnasia artística masculina entre 1989 y 1999, actividad con la que logró algún que otro trofeo." En parte por esto y por la reseña a favor que le hicieron en la go mag, me terminaron por convencer de hacerme con el libro.

Y el resultado no puede haber sido mejor. Carlos es un madrileño de ventitantos, estudiante de informática por descarte y borracho empedernido, vive aún con sus padres y mata el tiempo con sus amigotes, igual de desesperados y aburridos que él, en medio de vanos intentos para superar su nula conexión con el otro sexo: Carlos las elige gordas, pensando que así será más fácil el éxito. Poco después las cambiará por putas, en donde no duda al citar a Houellebecq (otro punto a favor) y sus teorías de la sexualidad y la jerarquía social. Sus frustraciones cobran una dimensión exagerada, las mismas que no le permiten mirar más allá de su ombligo, mientras su realidad familiar y la de su entorno se va deteriorando a pasos rápidos.

Claustrofóbico y pesimista a trozos iguales, el mileurismo, la indiferencia e ineficacia de la Seguridad Social (me ha tocado vivirlo), la prepotencia policial, el racismo, chorrean a borbotones dejando pocas contemplaciones para con el lector. Y pensar que es su debut. Vamos a ver como la hace en un futuro que se presenta más que promisorio. Tal vez hasta para que el hombre pueda pagar sus recibos.

El último

Concierto de Menomena. Sala Apolo [2] / BCN octubre 2007

Hasta esa fecha, no había estado 100% convencido de su producción en estudio. Sin embargo, al verlos programados ahí, rondando las fechas de mi partida y con el extra de tener el pase gratis (aunque eso lo constaté después, por más que ya lo intuía), no pensé dos veces en postergar unos días mi partida. No me podía ir de Barcelona sin un último concierto. Y al ser este 2 días antes del vuelo, de paso también mi despedida de las amistades que dejé por allá. Aunque se aparecieron poco más de la mitad de los convocados y al final solo 2 cruzaron las puertas de la [2]. Exacto, los únicos 2 que tenían entradas gratis como yo. Que a mitad de performance se reduciría a 1. Alguna vez me tendría que equivocar en mis recomendaciones ¿no Edu?

Sin embargo, antes de eso, al quedarnos los que éramos, todavía me quedaba aún el aliciente adicional de conocer a Aldarita, lectora ocasional de este blog y amistad activa del last.fm, que hizo, tal vez por primera vez, que ni me diera cuenta de cuando la banda salió al escenario. Los 3 músicos que bien podrían ser 6, por todo lo que se gastan en instrumentos y arreglos, acompañados por detrás del artista que les hace las carátulas, Craig Thompson, quien se entretuvo y distrajo al personal con sus dibujos caricaturezcos mientras la banda se desenvolvía. También es cierto que ayudaba a sobrellevar los pocos puntos muertos que pasaron por la noche aquella, en donde en contra jugaron el horario (1:15 AM es demasiado tarde para este anciano) y un insoportable humo que invadía la sala en oleadas.

En cuanto a canciones, lo mejor de su último trabajo pasó por ahí, léase: Muscle'n flo, Wet and rusting, Weird, Rotten hell, Boyscout'n y la gran Evil bee. Y otro tanto de su anterior "I am the fun blame monster!"(2004), la imprescindible Cough coughing, (que no salió como hubiese querido, muy relentizada) y una sorprendente The monkey's back. Grandes. A pesar de algún gallo al inicio y alguna que otra descoordinación que pasaron solapas ante lo expansivo y envolvente del sonido. Tanto, que hasta el saxo que no me convencía en disco acá me sonó a imprescindible. Lo que, como después de cada buen concierto, además me obligará a reconsiderar la escucha a este "Friend and foe". Último concierto para mi y último también fue para ellos, fin de su tour europeo con primera visita a la península.

Wierd

El Dr. Jeckyll que no pudo ser Mr. Hyde

MATTHEW DEAR - “Asa Breed” (Ghostly/2007) / FALSE – “2007” (M_nus/2007)

Finalizando los noventa, la dance music, ni por asomo era una de las tendencias a respetar; la bastardizacion de los géneros e ínfulas de producers y Djs fueron la fuente de ese desprecio. Entonces ¿qué ocurrió para que cambiara de parecer? Creo que fue una tarde comenzando 2003, cuando vivía al otro lado del charco. Regresé al departamento con tres compactos alquilados en la fonoteca: el microhouse fue la razón. Uno de esos álbumes era “Leave Luck To Heaven” (Spectral Sound – 2003). Este debut de Matthew Dear fue uno de aquel selecto bolsón que dieron frescura e innovación a la electrónica, donde ritmos house con alma de minimal techno unieron esfuerzos en pos de la reivindicación del movimiento, y estimo que lo lograron.

Desde ese momento a la fecha, Dear, el más camaleónico (o de repente el más confundido) de los músicos electrónicos contemporáneos, ha desatado su esquizofrenia en múltiples personalidades, cubriendo inquietudes e influencias: el lado techno con el alias Audion, el minimal con sus alter-ego Jebberjaw y False bajo el paraguas de M_nus; y finalmente su lado "serio" en la electrónica cuando firma como Matthew Dear.

Sus dos últimas máscaras son las que han asomado en el 2007 con esperados títulos. “2007” de False es un proyecto atípico para el género y de mucho riesgo, al lanzar una sesión de casi 60 minutos de nuevas y calientes “rompepistas” por parte de Dear, pero en clave autista, pasando el examen con nota más que aprobatoria. Aunque sin superar sus propias rodajas vinílicas en Plus 8, Ghostly, como en el sello de Richie Hawtin, se le nota bastante suelto de cara a la pista de baile, es su instinto.

Mientras en “Asa Breed”, álbum bajo el nombre que figura en su cedula de identidad, el contenido es una sorpresa, ya que son pocos los trazos que dibujan el arte de Dear y lo hacen reconocibles. Y es que el inquieto Matthew decidió mirar otros horizontes, o más bien quiso emular a sus antiguos ídolos, dándonos como resultado un álbum con tracks algo decepcionantes. En “Deserter” el disfraz de Ian Curtis fue el único que encontró, mientras en “Shy” se miraba al espejo creyéndose David Sylvian en la etapa Japan. El sonido de los ochenta también predomina en temas como “Elementary Lover”, “Pom Pom” y “Good To Be Live” que destapan sus influencias electro y synth-pop. Suena a copia y por ende predecible. Pero los problemas mayores se dan al recrear su propia versión del folk, en ese punto “Give Me More”, “Midnight Lover” y “Vine To Vine” realmente llegan a ruborizar, no solo musicalmente sino por la voz y letras de Dear, que poco aportan a lo largo del álbum. Lamentablemente se alejó de lo que realmente sabe hacer: dance tunes (y en todas sus variantes) y tenemos en el iPod un álbum decepcionante - por ello no es casualidad que las emociones del álbum sean “Fleece On Brain”, “Neighborhoods” y “Don And Sherry”, que recuerdan a sus otras personalidades-.

Esperemos que este dúctil y hábil músico deje la claridad de las canciones para adentrase nuevamente (o mas bien que siga permaneciendo) en la oscuridad de la pista de baile. Por suerte este noviembre nos Audion (ara) en Lima.

Official webpage: http://www.matthewdear.com/

En My Space: http://www.myspace.com/matthewdear

Matthew Dear @ Antipop - "Shy"

Trailer publictario para el album "2007" de False


Fin de la utopía

RADIOHEAD - In Rainbows (2007)
En algunos de los blogs que visito regularmente -y con quienes comparto la afición y el poseer un DNI- se debatió el tema de la piratería. Buen preámbulo para el disco; aprovecharé tambien para publicar el respectivo disclaimer: Es política de este blog colgar albums enteros. Creemos que ayudamos a propagar la música que nos gusta, aún cuando tengo mis reservas con los leaks que Suitaloon suele postear de vez en cuando, pero por temas de calidad.

Ahora, la piratería es ilegal: Si tienes un sentimiento de culpa con el libre mercado, el FBI, el cura o cual quiera que sea tu Dios, no bajes canciones, cómpralas en iTunes. Pero bajar música es tambien ilegal como lo puede ser hacer un graffiti. Es un placer, también, tener tu propia colección de discos, con el artwork, la información técnica. Vamos, no soy un fetichista, pero nadie colecciona fotocopias de comics, cassettes de VHS o vinos sin etiqueta. Y si puedo comprarla en un concierto del artista, mejor aún, pues el íntegro de las regalías van para él (comprando en Amazon, solo un ínfimo porcentaje va a parar a sus bolsillos; el resto va a parar a las disqueras, los distribuidores, etc).

In Rainbows: Recibo un pase a lo Pibe Valderrama de Eduardo y me entero que no tienen disquera, que van a sacar su próximo álbum en una versión de colección a 40 euros (vinilo+cd+etc) y que te dejaran bajar los mp3 al costo que te dé la gana. Sí, hasta gratis si quieres. Decisión por demás inteligente, con el plus de la publicidad gratis.

Radiohead fue uno de los primeros grupos en sufrir el leaking de su disco anterior, Hail To The Thief, y aunque la experiencia fue decepcionante para ellos, es muy probable que el sueño anarquista, anti-establishment, DIY, etc., del punk, por fín se haya hecho realidad. Lo que pueden bajar a continuación, como adelanto, son las canciones del nuevo disco, en vivo. De nada.

El Playlist:
01 - Videotape
02 - Bangers 'N Mash
03 - 15 Step
04 - Nude
05 - Arpeggi
06 - Down Is The New Up
07 - Bodysnatchers
08 - All I Need
09 - Open Pick
10 - Reckoner
11 - House Of Cards
12 - Last Flowers

Bajar versión en vivo en megaupload
Bajar versión en vivo en rapidshare
UPDATE 2: Inrainbows.zip

TOCO Y ME VOY

stln_mix_septiembre 2007


01 I am John - LONEY, DEAR
02 I'm your man - HARLAN T. BOBO
03 The girls don't care - EEF BARZELAY
04 Wild girl - MATT POND PA
05 The turnaround - DAMON & NAOMI
06 Luminescence - MIRAH & SPECTATRONE INTERNATIONAL
07 Dear darkness - PJ HARVEY
08 Let thine heart be warned - SCOUT NIBLETT
09 Apocalyptic friend - EEF BARZELAY
10 To the sky - MAPS
11 Mornings will be kind - MIDLAKE
12 High on a hill - THE LITTLE ONES
13 Hyenas - THE ROBOCOP KRAUS
14 Rain - BISHOP ALLEN
15 Eyelids - Fridge
16 Is there a ghost - Band of Horses
17 Lovers who uncover - The Little Ones
18 Missing you - A Place To Bury Strangers
19 Chick habit - April March

Descarga del mix aquí (megaupload)

Mi lista de lo mejor del año a la fecha aquí

Promesas no cumplidas

INTERPOL - "Our Love To Admire" (2007)/ Capitol

De entrada, dos cosas: uno, Interpol grabó uno de los albums que mas disfruté en este milenio; dos, Interpol es un grupo sobrevalorado. Me bastará explicar que Turn On The Bright Lights obtuvo tan buenas críticas justamente por ser el primero en poner en el mainstream una suerte de revival post-punk británico ochentero; que, dígase de paso, nos ha venido rompiendo los tímpanos -y a veces, las pelotas- desde entonces, con distinta suerte. Entonces, imitar al buen Ian Curtis era cool, como lo era definitivamente encontar una cantidad de referencias a un largo y muy británico etcétera. Entonces, los riffs con remembranzas a Smiths, Chameleons UK y Television sonaban menos ociosos como nostálgicos. Por aquel ya lejano 2002, los cuatro neoyorquinos en traje, casi sin querer, dirgieron los reflectores a la escena.

A este suceso le sobrevino la crisis de personalidad que enfrentan otras bandas exitosas: repetir la fórmula o ampliar las fronteras. Salvo el tímido intento de Not Even Jail, que denotaba mas bien inseguridad en la propuesta, Antics, su segundo álbum, no hizo sino revelar cuan endeble era el concepto. Quedaba intangible la habilidad de Banks para escribir, pero Antics, por otro lado, delimitó el grado de fanatismo y lucidez de quienes nos entusiasmamos con la primera entrega.

Our Love To Admire. Poco que decir: un buen tema que abre el disco, Pioneer to the Fall; la corrección de la prosa de Banks, capaz, como nadie, de convencer a la novia que un threesome salvará su relación; un par de regularones por aquí, varios prescindibles por allá. Y, como leí por ahí, la notable dejadez de la sección rítmica, uno de sus puntos fuertes, de nuevo, en TOTBL.

Hay una sola razón por la que este disco genera tanta desilusión, y ya resulta redundante que lo diga, pero uno se queda esperando una sección de bajo/batería demoledora, un doble juego de guitarras dignas de los mejores Verlaine-Lloyd, y -¿habrá que recordarlo?- uno solo puede extrañar aquello que ha tenido. Termina el disco y la voz de Banks es, mas que un recuerdo, una promesa: 'It's up to me now, turn on the bright lights'. Habrá gente esperando, y ese si es un amor para admirar.

Interpol - The Heinrich Maneuver

Hace sol

THE LITTLE ONES - Sing song (2006) Astralwerks

Yo creo que a fin de año, en nuestro acostumbrado recuento de lo acontecido musicalmente, siempre desde nuestras reducidas perspectivas y en nuestras correspondientes partes del globo, le vamos a hacer caso a las insistencias de FAC081675 e incluiremos una selección de mejores singles y epés de 2007. Yo, por lo pronto, ya me vengo agenciando varios de estos que no merecen olvidarse: Fluorescent gray de Deerhunter, What is free to a good home de Emily Haines & The Soft Skeleton, To go home de M. Ward o el ya mencionado People de Animal Collective. Y por encima de todas estas perlas, el grato descubrimiento que es subtítulo del post. Que igual no me la van a dejar poner porque se editó oficialmente en gringolandia hace 1 año.

¿Y por qué recién ahora doy con ellos? Siguiendo con el mismo desfase temporal, también el año pasado el festival Primavera Sound del que tanto hablo tuvo un hermanito, llamado Primavera Club (supongo que "Otoño Sound" no pegaba), con menos magnitud que el hermano mayor, lo que no privó que trajese a gente como Sparklehorse, The Boy Least Likely To, The New Pornographers, The Young Knives, Fujiya & Miyagi, The Twilight Singers, entre otros. Y este año ya se han dignado en anunciar sus primeros fichajes: Liars, Deerhunter, Earth y 2 que en principio no me sonaban de nada: Bishop Allen y estos Little Ones. De los primeros fue muy grata la escucha de su debut, Charm school (Champagne School, 2003) con bastante de Lo-fi, recordando a veces a los Moldy Peaches y otras a Modest Mouse. Y no tan grata la del último, The Broken String (Dead Oceans, 2007), en donde pierden casi todo lo ganado.

Y respecto a los segundos, sin oírlos uno mira la carátula y piensa en The Shins, con los mismos tonos pastel del Chutes too narrow (2003), la misma iconografía naive (¿será del mismo artista?), los escuchamos y se confirma la sospecha. Entonces, ¿copia menor tipo Rogue Wave? Me animaría a decir que no. Donde los Shins varían rumbo hacia terrenos más enrevesados, estos californianos con nombre de guardería se quedan con el pop luminoso y directo, que anima a corear y seguir con las palmas, al que la precisa voz de Ed Reyes y los teclados de Brian Reyes (¡combo latino! porque además está Ian Moreno en la guitarra) aportan el distintivo a la alegre travesía que es escuchar este minialbum (como le quieren llamar), al que no le sobra ni un solo tema, que ya es decir bastante.

Y además ahora, que al fin dejé un trabajo poco motivador y malpagado y disfruto de unas vacaciones algo largas, con la perspectiva muy próxima del cambio de aires probablemente definitivo; parece que además he encontrado la banda sonora apropiada para el momento.

Lovers who uncover



Bajar aquí (sharebee)

La mazamorra y sus derivados

ANIMAL COLLECTIVE - "Strawberry Jam" (2007) Domino

"Mucha dispersión, poca contundencia" sentencia el inefable Mr. Tatsuo, respecto a esta nueva entrega de los de Brooklyn. Otra gente se anima a afirmar que éste es su disco más accesible. Yo no sé si alguno de ellos tenga razón, si bien es cierto que el efecto golpe que sentí con el Feels (2005) esta vez se asimiló de mejor manera. Ya me había masticado bastante mejor a estos personajes, del Feels, salté hacia atrás (como ya es mi costumbre) a otra joyita como el Sung Tongs (2004) y de ahí al precioso EP que sacaron con doña Vashti Bunyan, Prospect Hummer (2005), pasando por los excesos, estos sí que dispersos, de Here Comes The Indian (2003), que sin embargo igual llevan escondidos un par de gemas como "Native Belle" o "Slippi", semillas prodigiosas del carnaval tribal posterior.

Y en este 2007 ya hemos tenido harto material adjunto circulando casi a manera de anticipo de esta nueva entrega, como para alegrarnos la espera. Primero el EP People, que si, que técnicamente se editó a fines del año anterior, pero recién circuló por las Europas a inicios de este año. Un temón como "Tikwid" hacía presagiar un gran álbum. Aunque, mientras tanto, 2 de las cabezas visibles del colectivo nos ofrecían sendos trabajos con muy buenos resultados. Bueno, para los "entendidos en la materia" habría algo similar a un abismo entre ambos. Al de Panda Bear (Person Pitch) lo apresuran en aupar al top ten, dejando en claro sus filiaciones con los Beach Boys a base de sampleos, mientras que a la incursión más bien acústica de Avey Tare (Pullhair Rubeye) la ningunean sin remordimientos. Ni si quiera la presencia de la inconfundible voz de Kria Brekken los ha ablandado. -¿¿¿Por qué te fuiste de múm???- Injusto, si. Pero también es cierto que les sobraba ese otro disco en paralelo que no es más que el mismo tocado al revés. Bueno es culantro pero no tanto.

Hasta que al fin nos llega "Peacebone", la que nos destapa la mermelada de fresa y se entrega de buena forma para los ya iniciados en su universo. A primera y apresurada escucha es la que resalta más, además de ofrecernos tremendo video (mirar más abajo), que nos remite a lo que hacía Aphex Twin. "Unsolved mysteries" es más bien resultona, aunque sin desentonar, "Chores" nos reanima y nos da ganas de subirnos a la mesa, para bajar nuevamente la intensidad y entregarnos tal vez la joyita de la entrega con "For Reverend Green", entre los gritos extasiados de Avey Tare y los siempre tan básicos y acertados coritos "uuuu-uuuuu-uuuu". Aunque después nos venga otra resultona como "Fireworks". "Winter Wonderland" nos va a devolver los ánimos arriba más adelante con más de lo que nos gusta "uuuu-uuuu-uuuu" y los restos finales, esos que se chupan con los dedos, se los dejamos a "Derek", más apacible, más psicodélica, más Beach Boys, más Panda Bear. Es más, diría que al hombre se le quedó fuera de selección por los pelos en Person Pitch y a cambio aquí nos la arrimó de cierre. Todo muy bien, si, dentro de la línea de lo que nos ofrece esta gente, aunque me hace falta el contrapunto a la algarabía rebozante. Extraño las atmósferas calmas. Extraño algo como Loch Raven o la gran oda que era Banshee Beat. Pero eso es asunto mío. Nunca se tiene todo lo que se quiere.

Peacebone

PERRO ARREPENTIDO

stln_mix_agosto 2007



01 Big milk (DAN DEACON)
02 Iske (PRAM)
03 Broken robots (FUTURE CONDITIONAL)
04 The gold we're digging (PARTS & LABOR)
05 The equestrian (LES SAVY FAV)
06 Lydia (DOG DAY)
07 Everybody knows everybody (EARLIMART)
08 You'll come around (EMMA POLLOCK)
09 Present of future end (THE MOST SERENE REPUBLIC)
10 Pure gold reason (STAR)
11 Bright light (DOG DAY)
12 Reflector (ANTELOPE)
13 Killing for love (JOSÉ GONZALEZ)
14 I've got some friends (AKRON/FAMILY)
15 The bike, sir (OH NO! OH MY!)
16 My world (THE GO! TEAM)
17 I'll follow you (OAKLEY HALL)
18 In our nature (JOSÉ GONZALEZ)
19 F--ked up kid (KEVIN DREW)
20 In the mausoleum (BEIRUT)

Descarga del mix aquí(megaupload)

Mi lista de lo mejor del año a la fecha aquí

Video del mes:

Parts & Labor - The gold we're digging

Guerras Santas de todos los días

THE NATIONAL - "Boxer" (2007)/ Beggars Banquet

Camino a Tampa, Emily suelta una teoría de conspiración: "¿Qué haces con una nación de gente dopada por todo tipo de químicos? ¿Cómo manejas su productividad? Fácil - se apresura en responder - pones un Starbucks en cada esquina". No será política de estado, pero le doy la razón en la languidez crítica del ciudadano promedio americano, minutos previos al café de rigor, Half-awake in a fake empire: "Turn the light out, say good night/ no thinking for a little while/ let's not try to figure out everything it wants/ It's hard to keep track of you falling thru the sky/ We're half-awake in a fake empire". La línea se eleva acompañada del piano, en un vaivén vertiginoso que huele a alcohol. El bar resuena vacío; sobre el final, espíritus que habitan en el ático acompañan con unas trompetas.

La historia de la banda refiere con insistencia su pasado laboral: amigos en Ohio, luego profesionales en New York, hicieron cash durante la época de las dot-com's en los 90's, arman la banda y... renuncian a su trabajo para hacer música. Dan testimonio de sus penurias en casi todas las canciones, me pasaría el post entero refiriendo frases tan notables como 'Showered and blue-blazered, fill yourself with quarters' o 'Underline everything, I'm a professional in my beloved white shirt'... Descargadas en estructuras acústicas correctas y bien armadas, la voz a lo Nick Cave pasea sus penas con la prisa con la que apura el regreso del trabajo a casa.

Testigo de sus infortunios, algún bar en la gran manzana ha presenciado la lenta pero incesante
batalla contra la esclavitud del trabajo que libraron estos alguna vez enternados músicos. Las esperas en el hall, las transacciones, correr, parar, correr de nuevo y cobrar; la desesperación infinita frente al monitor, la ambición, de nuevo, la ambición en los rostros humanos. Probablemente en servilletas con residuos de draft beer se encuentren las mejores frases para sobreponerse a la pesadilla corporativa; encontré en este álbum un paliativo para, al menos, soportar el ascensor.

The National - Fake Empire

A ver quién te aguanta

2 DAYS IN PARIS / Dir. Julie Delpy (2007) Alemania, Francia

Claro, Linklater. Este señor que estuvo detrás del díptico Before sunrise -Before sunset, es lo primero que puede venir a la mente viendo solamente el poster. Rara relación precuela-secuela, con 10 años de distancia entre ambas y los mismos Ethan Hawke y Julie Delpy interpretando a los queridos (¿u odiados?) personajes que se conocieran en un tren y 10 años más tarde se volvieran a juntar en París, en esa segunda parte donde ambos se inmiscuyen más en el guión y deján bastante de ellos mismos plasmado en la pantalla. No sé si a la Delpy le habrá picado el bichito de escribir/dirigir a partir de ahí o sea algo bastante más atrás, como seguramente no durará en decir en alguna entrevista (si no lo dijo ya).

Además, París otra vez. Y otra pareja como centro de la historia, que en este caso tira más hacia comedia que en las que puse antes. Comedia romántica entonces, ¿no? Bueno tampoco es para poner mueca de asco, no todos los productos con esa etiqueta son descartables. When Harry met Sally (1989) es lo primero en lo que puedo pensar, y el dúo Meg Ryan - Billy Crystal. Aunque este haya sido el inicio de una interminable carrera de comediasirremediablementerománticoinsípidas de la recordada Ryan. Y claro, el Woody Allen de los 80 (el mejor, claro), con el cual hay gente que asemeja la película que nos ocupa.

Entonces. Una fotógrafa parisina residente en USA y su paranoico, maniático, neurótico novio neoyorquino (grande Adam Goldberg) deciden pasar un par de días en la tierra de ella antes de volver a los States. Luego de su periplo europeo (aunque la verdad no me acuerdo si estuvieron en otro sitio aparte de Venecia), visitan a la peculiar familia y al curioso círculo de amigos de ella y ocurre el consecuente choque cultural. O lo más cercano a la hermandad que siempre ha habido entre estadounidenses y franceses. Broma, claro.

Y desde un inicio uno se pregunta cómo se soportan. Aunque la narración en primera persona (muy apreciables primeras escenas explicativas de su pasado y sus traumas) de la Delpy nos guarde la simpatía hacia ella en un principio, poco a poco se nos desdibuja casi al mismo tiempo que al novio. O no. Ya dependerá de la perspectiva con que se mire.

Podría hablar más, pero prefiero quedarme con la invaluable imagen del alegre y despreocupado padre y su particular forma de dejarle aviso a los dueños de sendos autos que están mal estacionados, dejándoles una buena raya de recuerdo. Con las ganas que más de una vez tuve de hacer lo propio. Tzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz.

trailer

Alejándose de las Antillas

Pole – “Steingarten” (2007) / ~scape

Luego de escuchar los diferentes trabajos de Stefan Betke, es bastante facilista concluir que este alemán es uno de aquellos que de poder haber nacido negro y peinarse con dreadlocks lo hubiese hecho, pero con este “Steingarten” (~scape / 2007), nuevo álbum de su alias Pole nos demuestra lo teutón que es, y que no se casa con influencias únicas.

No tan influyente como aquel lejano “Pole 1” (1998 / Kiff SM) el cual redireccionó el norte del dub a mares y profundidades minimales, paradójicamente Pole firma posiblemente su mejor trabajo, nuevamente mostrando sus cartas en forma abierta, pero loqueándonos con la jugada que quiere realizar.

Como el título (Jardín de piedra), Betke logra un sólido y bello paisaje sonoro, donde admiramos la historia del avant-electro (si lo queremos llamar de alguna manera) de los últimos años. Dub, ruidismo, ambient, IDM, bleep y algo de techno conviven, mezclan y mimetizan para crear temas electrónicos en la mejor sintonía “pop”.

“Steingarten” es un buen ejemplo de como electrónica “culta” debe evolucionar y regenerarse. En casi 41 minutos de escucha, todo nos suena evidente, pero el resultado no es sugerido, sino se impone la sorpresa y lo inesperado. Probablemente sea vilipendiado por aquellos puristas matemáticos, mientras que para muchos sea el primer verdadero acercamiento de la IDM minimal a pequeñas mayorías. En lo que a mi respecta, los tracks de este álbum estarán sonando en el iPod por un buen rato, junto al “Niun Niggung” (1999) de Mouse On Mars, “Selected Ambient Works Volumen 1” (1993) de Aphex Twin, o “We Are a Monster” (2005) de Isolee, no por la trascendencia musical de los anteriores, sino porque me “trippea” y me divierte de la misma manera.
Pole - "Winkelstreben" @ Pruderia (Warsaw)

Mala baba

MICHEL HOUELLEBECQ. Retrospectiva

He tenido que cambiar de rumbo. Hasta ahora mi escaso tiempo dedicado a la lectura lo dirigía todo hacia autores hispanoamericanos. Hace poco Fuguet, en otro momento Marías, más atrás Cortázar y en un inicio el ahora venido a menos (¡Y de qué forma!) Bryce.

Me he tenido que reponer al disgusto de leer una traducción en español castizo. Ese repleto de hostias, joder, gilipollas, me cago en la leche y demás gracias peninsulares. Lo cual me pone al frente la meta de en un futuro aprender algo de francés.

Y la paradoja reside en que he dado con este señor a través de una película alemana que aún no he visto. Fue mediante una nota que escribió alguien al respecto que salió el nombre de Houellebecq, como la de un autor provocador y sin pelos en la lengua.

Me animé a empezar por la novela que originó el largo y, a la vez, la más conocida, Las Partículas Elementales (1998), y quedé prendido del relato. Dos hermanastros, unidos sanguíneamente por su desapegada madre, siguen sus vidas en paralelo y de maneras muy distintas. Uno brillante pero lindando con lo maquinal, casi incapaz de sentir o desear. El otro acomplejado y obsesionado con el sexo, que no me dejó quitarme de la mente la imagen del personaje interpretado por Philip Seymour Hoffman en Happiness (1998), cumbre de uno de mis directores fetiche, Todd Solondz. Las historias de ambos van de la mano con las explicaciones científicas del primero, a la vez que los odios que el segundo profesa a las comunidades hippies de los 60 y 70.

Así que lo siguiente fue empezar a devorar el resto de su obra, pasando por caja Plataforma (2001), en donde la historia de un perdedor funcionario estatal sirve de excusa para describir las estrategias de los operadores de turismo, con precisas acotaciones en relación a estudios de los comportamientos del ser humano en un grupo. Y como extensión a ésta, el paso previo que es la novela corta Lanzarote (2000), cambiando la Tailandia de la primera por la (según lo explicado) poca agraciada isla balear, con base similar pero historia diferente, y en donde no duda en clasificar a los turistas europeos en grupos claramente identificables: los alemanes viajan a cualquier sitio donde haya sol, los italianos a cualquiera donde haya bonitos traseros, los ingleses van al mismo sitio al que fueron el año anterior, a la búsqueda de más ingleses en las mismas que ellos, que serían las antípodas del turista francés, que no soporta la presencia de compatriotas en sus viajes de vacaciones.

Algo parecido ocurre con Ampliación del campo de batalla, en donde las gracias de un informático poco amistoso por algún momento suponen el ejercicio de lo que su novela más aclamada traería después.

Políticamente incorrecto, deja clara su poca simpatía al movimiento hippie, así como hacia el Islam, o al psicoanálisis, además de una negra visión del europeo contemporáneo, expresada a través de sus personajes borderline, a los que pocas veces les depara gratos destinos. Tampoco evita los detalles en los (abundantes) encuentros sexuales o en los hechos de violencia, que salpican al lector sin reparos.

En realidad aún me quedaría la más reciente La Posibilidad de una Isla, que El Chato Heston no duda en alabar, como para hablar de una retrospectiva propiamente dicha. Asunto pendiente. Al menos esperemos que en un futuro este gran escritor no se distraiga mucho con poco agraciados intentos musicales como este:

Un Soundtrack de Anime

BLONDE REDHEAD - "23" (2007)/ 4AD

- Y bueno, no sé si captaste en NY esa onda multi-cultural, o pluri-cultural, no sé, melting pot, como quieras llamarla, en la que a veces estas esperando el tren al lado de un vietnamita, un guatemalteco, un bengalí y un francés, y aún así, sabes que son new yorkers, no? Acá la cosa va por ahí: son dos gemelos milaneses y una japonesa. Pero son neoyorquinos. Aunque claro, ahora el sonido es mancuniano, o quiere serlo, como lo quisiera ser toda la Gran Manzana cuando no se les dá por bailar con o cosas así. 4AD, pues.
- ...

- Claro, un poco menos oscuro que el Missery Is A Butterfly definitivamente. Recuerdas Hard Candy? Ahí pusieron Elefant Woman, y fue pleno oír la voz de Kazu Makino (¿la china? Seee, hot) cuando aparecían los créditos finales, manyas. Cuando me los recomendaron, lo escuché en una de esas máquinas que te ponen previews en las tiendas de discos y me pareció, no se, demasiado agrio... no sirven esas máquinas, no te dan perspectiva.
- ...

- No, ellos salen mas bien haciendo algo así onda No Wave, onda Half Japanese, los primeros Sonic Youth -el nombre es de una canción de una banda de esas, DNA. De hecho, primero los produce el huevas este de Sonic, no Ranaldo, no, el otro... ese, Shelley. Pero eso ya fue, ahora su nota es mucho mas pop. Y ese es mi punto, la maestría que alcanzaron todos esos huevas trabajando en disonancias y texturas, desafinando y asincopando en canciones sin lógica, les da harta cancha, toda la necesaria para armarte temazas en dos patadas. ¿Tu no has escuchado lo ultimo de Sonic Youth? Lo último ah, no las marcianadas noventeras... Ya, pues, algo así.
- ...

-Mas pop aún. Mira, la canción que empieza, 23 (el primer vídeo que han sacado) es una respuesta a 'Where I End...' de Radiohead. Las dos siguientes te dan una idea del disco con Dr. Strangeluv, The Dress, la voz de la huevona es altaza, no, no se si es falsetto, a veces, fácil... Pero la verdadera joya, la 6: Silently, single del año fácil. Yo me
proyecto una huevada así onda Robotech cuando el huevas este les ponía la música de Minmay y los terrícolas se bajaban a todo el mundo, te acuerdas? Unas tomas, explosiones en las naves y la cara de la china. Si, normal, llévatelo, dale una chequeada y me dices que tal. Es un álbum redondo, parejo, cada track bien chambeado.
- ...

- Normal, escribe lo que quieras. Total es tu blog, no el mío; todo lo que te he dicho igual está en internet.

Blonde Redhead - 23